“Mini empresarios”

mini empresarios

En estos tiempos convulsos que nos está tocando vivir, días atrás recibí un correo de una persona que suele leerme y que por primera vez me escribió dolida, sentida por todo lo que está pasando y narrándome en primera persona su propia visión de la realidad de su negocio. Con el debido permiso de ella quisiera recoger aquí algunos de los párrafos de unas letras que se le escapaban de lo más hondo de su corazón como mujer y empresaria:

“Yo quisiera hablar como autónoma que soy. Tengo un negocio con mi hermano, persona infatigable, y con mi padre, emprendedor donde los haya (por suerte en España hay muchos, de los cuales he tenido y todavía tengo la suerte de aprender). Yo quiero hablar de los empresarios, de las pymes y micropymes, de 2 a 10 empleados, no de las grandes empresas en donde, como suelen decir, “se explota” a los trabajadores. Quiero hablar del mini empresario que teniendo un negocio tiene que llegar a cerrarlo por haber sido engañado o estafado, no porque no fuera capaz de sacarlo adelante por sí mismo, perdiendo todo su dinero.

“Quiero hablar (pues de ellos nadie se acuerda cuando se habla de los empresarios) del mini empresario que siendo leal y noble tiene empleados que le pueden robar o engañar, que no se dejan enseñar porque no quieren aprender y cuando son despedidos se quejan porque dicen haber sido explotados y tratan de sacarle al empresario todo y más.

“Quiero hablar del autónomo, del pequeño empresario que abre un negocio con toda su ilusión, y por circunstancias de la vida, ajenas a su voluntad, se ve obligado a cerrar y, al cabo de un tiempo, cuando se recupera, vuelve otra vez a intentarlo con otro negocio.

“De estas personas quiero hablar, de las que nadie se acuerda a la hora de hablar de los empresarios. Quiero hablar de esos mini empresarios, con un par de empleados que son algo más que eso, pues a fin de cuentas son dos familias que viven gracias a ello y en donde los empleados ganan casi lo mismo que el empresario, pues éste  deja buena parte de sus ganancias para invertirlas en su negocio, para que pueda seguir progresando.

“También quiero decir que lo peor que se puede tener en estos momentos es miedo, yo no lo quiero tener, porque es lo que nos echa para atrás, pero no dejo de reconocer que da mucha pena por todo lo que se está pasando. Años atrás también se pasó mal, peor que ahora si cabe; algunos mini empresarios siguen pasándolo igual de mal, otros no tanto, dependiendo de los sacrificios que hayan hecho por sus propios negocios y como hayan sabido emplear lo que ganaron. Hay de todo, pero conozco a muchos que han perdido casi todo por llegar a ser alguien en la vida y nunca se han quejado, han seguido para adelante, y me pregunto ¿por qué nunca se han quejado? Tienen el mismo derecho que cualquier otro para quejarse. Muchos han sido engañados por el gobierno o por sus propios empleados, a los que han pagado justamente, han tratado muy bien y no han querido hacerse ricos a costa de ellos, ni mucho menos aprovecharse de ellos. Que también los hay, eso es cierto, y hay que reconocerlo.

“Yo hoy quería hablar de estos mini empresarios, agradecerles que sigan ahí, que defiendan lo suyo y a los que con ellos trabajan;  a mí, personalmente, estas personas son las que me animan a seguir en mi empeño empresarial y me lleva a pensar que en verdad los españoles valemos mucho, pese a todos los recortes y pese a todo lo que está pasando”.

Por mi parte no debiera añadir más, pero no puedo menos que agradecer esta sincera y espontánea manifestación de esta gran mini empresaria por lo que dice, por lo que no dice y por todo lo bien que se entiende su ánimo y su espíritu de seguir en la pomada. Muchas gracias Señora.

Anuncios

3 Respuestas a ““Mini empresarios”

  1. Totalmente de acuerdo con esta chica. Mis hermanas y yo nos hemos sumergido en una pequeña aventura muy dulce para nosotras. Montar nuestra propia zapatería. Sin embargo, hay que reconocer, que el ser autonomo no es una figura muy valorada, a pesar del tremendo esfuerzo que hace para sacar su mimi empresa adelante. Todo son obstaculos. A los nuevos mini empresarios, y en concreto a nosotras, nos ha costado mucho lanzarnos a la piscina.. Por la situación en la que estamos.. E incluso la gente nos llamo locas! Por montar un negocio un poco especial en los tiempos que corren. Sin embargo, nosotras arriesgamos y parece que estamos saliendo a flote. Animar a todas aquellas personas que tienen la ilusión de ser un mini empresario, a arriesgarse con ideas diferentes y novedosas, que son las que triunfan hoy en día.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s