La familia

Familia

Hace unos días leía un artículo de Xavier Guix muy duro sobre las relaciones familiares en la sociedad actual. Decía: “La mayoría de las personas que sufren algún tipo de dolor anímico encuentran las casusas del mismo remontándose a los años de convivencia familiar o a códigos inscritos en su árbol genealógico”. Es duro, ¿verdad?

Personalmente concibo la familia de dos maneras bien diferenciadas. De un lado mi familia es la que compone mi mujer (yo soy “su” marido) y mis hijos; ese es el núcleo familiar por el que uno ama, trabaja, vive, disfruta y construye; núcleo incuestionado e incuestionable. Por otro lado, pensando en la familia más próxima (hermanos, primos o sobrinos) me rijo por un modelo que siempre he tratado de adoptar: sentirme lo más cercano posible de quienes siento que son más afines a mí, más cercanos, independientemente de la proximidad genética. La verdadera familiaridad pienso que debe ser desinteresada, como la amistad. Debe ser próxima y cercana por el afecto que nos tenemos, por las experiencias compartidas, por el tiempo en el que nos hemos visto crecer y no por las relaciones de dependencia o por los intereses, creados o por crear. Mi verdadera familia, y yo la de ellos, es aquella que sabiendo cómo soy acepta mis defectos y potencia mis virtudes. Es aquella con la que me puedo sentir como con un buen amigo, sin necesidad de compromisos, ni de obligaciones y sí de muchas, de todas las devociones que voluntariamente quiera aceptar. En familia, en la auténtica, no puede haber envidias, ni recelos, ni desconfianzas; no puede haber rencores, ni malos rollos, esa familia no la quiero. Habrá sangre, pero no hay afectos. Sólo por los genes no tiene por qué venir la excelencia en la relación personal que es lo que considero que debe ser una relación familiar.

Como todos, tengo excelentes miembros en mi familia. Hay personas que son verdaderos ejemplos de amistad, solidaridad, compromiso y respeto; cuento con personas que son incuestionables y que estoy convencido siempre lo serán; son seres cargados de amor gratuito y que te reconocen y valoran tan sólo por lo que eres, desprovisto de todo ornato o aditamento, te sientes querido por ti mismo sin más pretensiones o valoraciones. Me considero un gran afortunado por tener una importante “colección” de estos seres queridos. Algunos están más distantes, otros se fueron, los más están cerca y son próximos en el tiempo, pero todos son queridos y respetados. Siempre estoy y estaré, en la medida de mis posibilidades y de sus necesidades, para aquello que pueda hacer sin que el interés medie, convidado éste que suele estropear muchas buenas relaciones familiares.

Por supuesto también ha habido y hay personas de mi familia a las que yo he o habré defraudado y que seguramente me echen en cara algún comportamiento, no pretendido, que seguro habrá sido mediado por intereses físicos o emocionales. Lo cierto es que, afortunadamente, es una gran minoría. Me sobran los dedos de una mano, aunque duelen como cuando estos se ponen por medio de una puerta cerrándose. Seguramente las expectativas que para ellos yo generé son distintas de lo que luego la realidad constató.

En todos los casos, mi familia no es mía, es de cada uno de ellos y en cada uno aprecio diferencias, valores y pareceres que me enriquecen y aportan momentos geniales en mi crecimiento personal. Cuando ni me siento juzgado, ni medido, ni se me exige un comportamiento distinto del mío; cuando me siento entre iguales y querido entonces sé que estoy en buena familia. Va por ella.

Anuncios

5 Respuestas a “La familia

  1. Gracias, Antonio, por tus reflexiones. La familia es el gran pilar en el que encontramos apoyo también cuando más lo necesitamos. Por eso y por tantas cosas, merece la pena cuidarlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s