Las crisis (1)

crisis-einstein4

Usted, al igual que yo, seguramente estará harto de la palabra “crisis” y de todo lo que ella trae consigo; harto de las ineficacias de unos, de los desmanes de otros, de las tramas de muchos y del confort de los que pudimos vivir demasiado bien cuando no era meritorio. La crisis, como dijera Einstein, “trae progresos, porque sin crisis todo viento es caricia”; el principal progreso es que nos pone a todos en nuestro sitio aunque, desgraciadamente, como en las guerras (otro modo de ver las crisis, modo que parece estar superado en el mundo occidental), hay quienes lo sufren en carne propia y con verdadera crueldad. Pero cuando termine esta crisis -mejor dicho las crisis-, tras la metamorfosis que estamos padeciendo, volveremos a volar; eso es seguro.

¿Por qué creo que no debemos hablar de crisis, sino de las crisis? Pues por una razón muy sencilla: porque la crisis, esta crisis, tiene muchas caras y en función de en qué lado de “esta guerra” hemos empezado a pelearla, acabaremos ganando o perdiendo, así de sencillo y también así de duro.

Hay diferentes tipos de crisis que con mis torpes palabras y la estrechez de la exposición, espero ser capaz de exponer. Las crisis han evolucionado en función del punto del que partían (2007) y el modo en que hemos ido evolucionando hasta la actualidad.

En los profesionales, en los trabajadores, las crisis son diferentes en función del grado de afinidad de la persona y su actividad con los sectores más afectados (construcción, banca, servicios poco diferenciados, vivienda, transportes, ocio, comercio, etc.). Cada uno de estos sectores ha tenido su crisis particular y distinta de las demás. Dentro de ellos, además, ha habido profesionales que aportaban mucho valor diferencial a lo que hacían; son los menos afectados dentro de estos sectores y han tenido más vías de escape. Otros, en su momento, cuando el tirón de la demanda requería grandes producciones, trabajaron mucho y también ganaron mucho más de lo que les hubiera correspondido en un mundo no especulativo, en una economía sin adulteraciones. Estos son los que peor han padecido su crisis particular y son los más perjudicados por la drástica reducción de la actividad que debe compensar los excesos de tiempos atrás.

Dentro de los profesionales ha habido también una gran diferencia que antes de 2007 no era muy tenida en cuenta: el grado de confort conforme a las facilidades de actuación en el mercado de la empresa del trabajador. A mayor confort, menor necesidad de formarse en otras áreas de actividad o de tratar de progresar en la profesión desempeñada. Quienes se preocuparon de capacitarse más viven, en general, una crisis muy distinta de aquellos que quizá se abandonaron más en los laureles del progreso sin límites. Esto ha propiciado varios tipos de profesionales, más o menos capacitados en función de sus habilidades pero, sobre todo, en base a su actitud ante el trabajo y al aumento o no de sus competencias para mejorar los desempeños que antes tenían u otros posibles. Y los que están sufriendo las crisis de un modo muy particular son los jóvenes que estaban estudiando al inicio de esta época de transición y ahora se encuentran en un mercado de trabajo, que ni es mercado ni aporta trabajo. Estos chavales vivieron una época de abundancia y, en ciertos casos de sobreprotección en los hogares y deben ser capaces, por sí mismos, de reaccionar generando diferentes tipos de crisis para cada uno de ellos (unos emigran, otros aceptan empleos de menor calidad, otros siguen buscando lo que no van a encontrar y otros se dejan sumar en la negatividad de todo el conjunto.)

Continuaremos la semana próxima. Muchas gracias.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s