Las crisis (y 2)

Las crisis 2

La semana anterior venía hablando de que estamos afrontando diferentes tipos de crisis en función del ámbito del que cada uno de nosotros proviene o desde el que ha sido capaz de evolucionar.

El otro gran segmento de actividad en el mercado son las empresas, tomadas como entidades independientes de los que trabajan en ellas. Ha habido empresas valientes que han sabido adelantarse a los tiempos, que no se creyeron que la burbuja era un invento de algunos agoreros para fastidiarnos la fiesta y que fueron capaces de tomar medidas correctoras antes de que los tiempos fueran a peor. Estas empresas adelgazaron sus estructuras pesadas, diversificaron en sectores de más futuro y capacitaron a sus profesionales para los nuevos tiempos por venir. A estas empresas la crisis les ha ayudado a reconfigurar su papel en la sociedad y, muchas de ellas son las que marcarán la pauta del futuro sin crisis.

Hubo otras que se dejaron llevar por el río de la falsa prosperidad, que no cuestionaron una situación que era anómala y atípica y pensaron que eran tiempos de prosperidad sin límite. Personalmente creo que en el caso de las empresas no ha resultado ser tan clave el sector de actividad en el que actuaban antes de 2007, como su capacidad para adaptarse a la que sabían iba a ser una nueva realidad. Todos conocemos ejemplos de unas y de otras, incluso en los sectores más castigados por el cambio de modelo económico y social.

En este sentido van las palabras de alguien que para mí ha sido uno de los mejores gerentes de empresa en nuestro país. Me decía lo siguiente: “Pues es muy triste lo que está pasando, pero estas crisis siempre han existido, unas veces más fuertes y otras más débiles. Por tanto lo que hay que hacer es no mirar lo universal, sino tu parcela, y hacer las cosas bien, con criterio, productividad, y que la calidad de lo que hagas dé “satisfacción a la primera”, no después; debemos mirar el horizonte con optimismo y pensar que peor que ahora se estuvo al acabar la 2ª guerra mundial, y mirad cómo está Alemania, ejemplo de laboriosidad.” Amén.

Finalmente están las instituciones vinculadas con el ámbito político: Ayuntamientos, Comunidades, Gobierno Nacional, empresas públicas, fundaciones públicas… y las cajas de ahorros -o de despropósitos- (no “la banca” como se empeñan muchos en decir), gobernadas o desgobernadas por la actuación política y no profesional en la gestión de los dineros de muchos. Teniendo en cuenta que gran parte de los ingresos públicos fueron dependientes de la voracidad constructora de nuestro país durante muchos años y que las cajas de ahorros nos han costado a los españoles cerca de 75.000 millones de euros (que se dice pronto), podemos imaginarnos el punto de partida de muchas de ellas al iniciar su crisis particular. También ellas se han gestionado de modo diferente: instituciones con o sin corrupción; pagadas o no pagadas de sí mismas; contratando a destajo personal laboral y funcionarios o eficaces en su gestión con recursos no vinculados al ladrillo; o aquellas que han actuado por su propio clientelismo político (aeropuertos, embajadas en otros países, universidades, obras sin amores y sin sentido, etc.) o las que lo han hecho con sentido de empresa.

Todo ello nos ha dejado una situación poco positiva para nuestro régimen de vida en sociedad. La ciudadanía está más descreída de lo conveniente con la política, con sus gestores y con todos los desmanes conocidos y esto no es bueno. Comentaba alguien: “Hoy vivimos la época menos corrupta de los últimos treinta años, como no hay dinero…” En fin, que cada palo aguante su vela y que entre todos ayudemos a los que no pueden aguantarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s