La semana del Ciudadano

ciudadanos

No pretendo hablar de ningún partido político o asociación. Quiero hacer una pequeña reivindicación en favor de la ciudadanía de nuestra Comunidad Autónoma y, por qué no, de nuestro país. Quisiera proponer que una vez al año se pueda llevar a cabo la semana del ciudadano; es decir, una semana en la que los medios de comunicación solamente den voz a la ciudadanía en todo lo que tenga que ver con la vida civil y en sociedad. En esa semana los partidos políticos, sindicatos y patronales de cualquier color o intencionalidad no podrán hacer declaraciones de ningún tipo. Durante esa semana solamente se dará voz a los ciudadanos, a todos aquellos que, voluntariamente y sin adscripción de ningún tipo, quieran manifestar lo que ellos consideran que es relevante en la situación de la ciudadanía: en el barrio, la ciudad, la provincia, la región o el país.

¿Se imagina toda una semana en la que ningún colectivo pretenda convencernos de nada en absoluto? ¿Una semana en la que nadie pueda, desde la más mínima intencionalidad, decirnos lo que debemos pensar con respecto a cómo se gestiona lo público? ¿Que nadie pueda conseguir rédito en base a la pérdida de crédito de otros?

Hay muchas voces calladas, ¡y tantos aspectos de la vida diaria que ciudadanos de esa misma vida diaria pueden enriquecer con sus aportaciones, visiones y pareceres! Sería genial poder dar voz a quienes nunca hablan en los medios de comunicación, a aquellos que se vengan arriba desde el más absoluto de los anonimatos para decir y opinar sobre lo que les pasa, lo que les importa en realidad de su micro o de su macrocosmos. Desde los planos más cercanos a su modo de vida en comunidad (vivienda, barrio, colegios, sanidad, etc.) hasta su opinión sobre el modo de gestionar el país, el ayuntamiento o la Comunidad Autónoma, sobre la Unión Europea o la crisis de Siria. De todo lo que para ellos sea serio, importante y que, casi siempre, lo escuchan los compañeros de trabajo, de bar o en la propia familia.

Si usted es un político, un empresario de éxito o un miembro de alguna institución relevante, sabe que tiene siempre un micrófono o una pluma preparada para escuchar todo lo que quiera decirnos. (También estamos algunos pocos afortunados que lo hacemos sin mirar ni arriba ni abajo, ni a izquierda ni a derecha). Si usted es de estos su palabra tiene crédito para comprar comunicación y puede decir, sembrar, orientar, concienciar o alinear cualquier posición sólo desde su propia óptica.

Si usted es ciudadano silencioso, lo tiene difícil para poder expresar su visión inocua de la vida en sociedad. Ni siquiera en muchos casos puede defenderse de lo que de usted se diga y que vaya en contra de usted mismo o de su entorno. Como ciudadano tiene voto, cada cuatro años, y ninguna voz; es un voto completamente afónico. Una semana, tan sólo una semana al año en la que el eco de periódicos, radios y televisiones sea uno que vaya en todas direcciones y que se oiga con neutralidad.

Es posible que, para empezar, quizá una semana a “muchos pocos” se les haga mucho, pero sería fantástico que, como mínimo, hubiera uno o dos días al año (no es tanto ¿no? Sobre todo desde el punto de vista de la proporción…) Un descanso para los ciudadanos sin ningún tipo de interferencia o injerencia de lo político en la vida social y personal de todos los que conformamos esta sociedad silenciosa.

Sé que esta propuesta es un sueño, pero para que algo se pueda convertir en realidad antes hay que soñarlo.

Muchas gracias.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

4 Respuestas a “La semana del Ciudadano

  1. Pingback: https://antoniolamadrid.wordpress.com/20 | avanzemarketing·

  2. Querido Antonio. Descubro hoy tu blog con este artículo sobre la semana del ciudadano. Te felicito, sinceramente me ha gustado mucho.

    Estoy de acuerdo al 100 % con todo lo que dices en el artículo.
    Vivimos en un sistema manipulado y manipulador que en muchas ocasiones nada refleja el espíritu democrático y de libertad que deberíamos abanderar con orgullo en nuestra sociedad actual.

    Soy de los que piensan que muchas veces es más enriquecedor hablar menos y escuchar más; aprender de la experiencia de los que nos rodean, que tienen mucho que decir y enseñarnos.

    Sería genial que por un tiempo (por poco que sea) hablaran aquellas personas a las que no se las oye; que los medios de comunicación (todos sin excepción) dieran paso a nuevas voces (silenciando las ya conocidas -políticos, …-)

    Si Antonio puede ser un sueño. Pero si algo he aprendido en mi vida es que los sueños a veces también se cumplen. Sólo hay que proponérselo y luchar con toda la determinación y todas las fuerzas para que se cumplan

    Un abrazo

    Javier

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s