Las competencias

las competencias

En la disciplina de los recursos humanos (a los que prefiero referirme mejor como “personas”, sin más) las competencias son las habilidades, conocimientos, actitudes y capacitaciones que demuestra tener una persona en el desempeño de su trabajo actual o futuro. Podría decirse que las competencias, nuestras competencias, son el verdadero Curriculum Vitae de una persona, lo que mejor define nuestras propias capacidades para prestar el servicio de trabajar en una empresa o una organización.

Cuando hablamos de competencias nos podemos referir a aspectos tales como la capacidad de liderar a otros, la del trabajo en equipo, la adaptabilidad, la capacidad de innovar, planificar o desarrollar nuevos proyectos, la de comunicarnos adecuadamente con otros o la capacidad de resistir (la resiliencia) ante las dificultades y salir adelante. Todas estas competencias son habilidades que se deben aprender, entrenar o potenciar si es que, estando dentro del mercado laboral o dentro de una organización, tenemos la sana ambición de prosperar, de mejorar, de aprovechar mejor nuestras cualidades potenciales, muchas veces innatas pero no alumbradas debidamente.

Tampoco debemos olvidar las competencias básicas en entornos profesionales más técnicos o específicos. Estas pueden ir desde conocer las herramientas informáticas básicas o avanzadas, hasta el conocimiento de una rama de actividad laboral específica como la de la ciencia de los materiales en un ingeniero o el comportamiento de una fresadora a la hora de conformar una pieza metálica. De algún modo el término “competencias” engloba y amplía lo que hasta hace tiempo se conocía como el grado de profesionalidad de una persona. Las competencias que cada cual tenemos definen del mejor modo posible cuáles son las disciplinas o ámbitos de trabajo para los que estamos más capacitados, y ellas permiten que quien debe tomar en cada momento la decisión de asignar una determinada responsabilidad pueda hacerlo con mayor grado de certeza.

Ya son una realidad. En un futuro no muy lejano las competencias van a ser tantas como ramas profesionales, y ambas crecen de modo constante por la diversidad social, por la complejidad cada vez mayor de la técnica y de las diferentes áreas de gestión en las organizaciones. Salvo en posiciones de gerencia, cada vez va a ser de más difícil aplicación el “todos valemos para todo”. Socialmente iremos desagregando con más profusión todas las áreas de actividad de nuestros desempeños. Ahora bien, las primeras competencias a las que he hecho referencia serán siempre y mayoritariamente necesarias para poder trabajar con otros, comunicarnos con eficacia, gestionar equipos de trabajo o desarrollar proyectos colaborativos y multidisciplinares. Esas competencias no sólo cada vez van a ser más importantes sino que en algunos casos, aunque tengamos unos conocimientos técnicos precisos y valiosos, si no contamos con esas habilidades seremos desbancados por otros más capaces.

Todas las competencias, sean cuales sean las que precisemos o de las que queramos disponer, deben estar bien lubricadas por la actitud del esfuerzo, el deseo de mejora y la colaboración y cooperación con otros dentro de la organización. Desde luego, cuantas mejores competencias tengamos y mejor sepamos combinar las que nos relacionan con otras personas junto con las técnicas o específicas de nuestra profesión, más valiosos seremos, tendremos mejor encaje en el mercado laboral, seremos más competentes.

No podemos olvidar que de las personas y de las organizaciones depende el grado de competitividad de nuestras empresas y por tanto del conjunto de la sociedad. Ahí las competencias personales suelen garantizar una mejor competencia en el mercado y todos tendremos un mejor futuro laboral, sin duda.

Anuncios

2 Respuestas a “Las competencias

  1. Interesante Antonio. Tienes una lista de competencias que suelen ser utilizadas por las empresas. En Walmart tenemos una serie de ellas y difieren en su importancia dependiendo del nivel en la organización. Están ligadas a los valores de la compañía, y te diría que en nuestro caso se consideran claves y se resumen en el “Cómo” vs. el “Qué”. En otras palabras, es tan importante lo QUE se logra cómo el COMO se logra.

    Me gusta

  2. Qué bueno Ramón. En la esencia del “cómo” creo que está el modo en que se consiguen, lo asentadas que quedan y el camino del aprendizaje, pues diferentes caminos pueden proporcionar diferentes asentamientos de lo aprendido y el tiempo que van a permanecer en la persona.
    Gracias Ramón, muchas gracias. Excelente comentario. Buena tarde de domingo (en España).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s