Segundas oportunidades

Segundas oportunidades

Imagino que muchos de los que lean esto, en alguna ocasión hemos pronunciado o pronunciamos la expresión “perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. Claro que si en estas palabras que nuestra voz articula cambiáramos ofensas por deudas, la cosa ya sería otra, ¿verdad?

Pues esto es lo que nos sucede con los empresarios, autónomos y emprendedores de nuestro país que fracasan una primera vez: no son capaces de hacer frente a sus deudas y ni el Estado, ni la sociedad, ni los acreedores las perdonan y ello lastra la posibilidad de que ese espíritu emprendedor pueda llegar a florecer de nuevo y crear nuevas riquezas, empleo y prosperidad para él y para todos. Eso sí, en todo ello hay un parámetro de medida muy importante a tener en cuenta y es el de la buena fe; es decir, si el que se endeudó fue a causa de buenas o de malas prácticas empresariales, si hubo o no fraude o malversación, en definitiva, si se actuó con la intención o no de engañar, de beneficio propio y mal ajeno. Si el desencadenante de la deuda fue la inexperiencia, la mala fortuna o cualquier circunstancia sobrevenida, entonces el Estado y sus instituciones debieran facilitar medios para que esa persona pueda volver a intentarlo; podemos estar seguros de que, en circunstancias normales, los errores del pasado no se volverán a cometer. Esa experiencia es un grado.

En estas últimas semanas el FMI (Fondo Monetario Internacional) está estudiando la opción de exigir a la banca y a la Administración que, si hay buena fe y transcurrido un tiempo, se perdonen las deudas, se dé una segunda oportunidad. En nuestra Europa de hoy prácticamente todos los países cuentan con leyes que permiten la condonación (bajo circunstancias determinadas). ¿Sabe qué países carecen de esta regulación? Croacia, Hungría, Bulgaria y España.

En España un banco, por ejemplo, puede perseguir eternamente a un deudor, aunque no quede ningún bien o capital a su nombre. La M de moroso queda indeleble en la imagen de esa persona de por vida y siendo esto un estigma difícil de diluir, hay dos consecuencias aún peores. La primera es que se refuerza el espíritu de la economía sumergida, del dinero negro que no ve la luz para que nadie le deslumbre. El dinero negro puede llegar a eclosionar la economía, al igual que los agujeros, negros también, si predominan sobre la luz de las estrellas pueden propiciar el fin del Universo tal y como lo conocemos. La segunda consecuencia limitante, como señala el informe GEM de 2013: para el 47% de los españoles el miedo al fracaso era uno de los mayores lastres a la hora de montar una empresa (la riqueza económica nace de las empresas y sus emprendedores, que no se nos olvide nunca). En Francia o en Noruega es el 33%.

¿Qué repercusión podría tener una ley de este tipo en España? Si se aprobara, los bancos seguramente elevarían las condiciones de sus créditos con algún tipo de seguro o caución como tenemos en tantos ámbitos de nuestra vida económica. Para poder generar riqueza hay que asumir riesgos; pero uno mucho mayor, para toda la sociedad, es que haya muchas personas que no estén dispuestas a asumirlos por sus posibles consecuencias. En el fondo el perdón es una de las pocas virtudes que permite que los demás puedan mejorar (sin ser ilusos ni engañados) y volver a la vereda; el castigo suele ser camino de los que “se echaron al monte” para quedar ocultos de la vista de los demás.

Obligar a un empresario fracasado a rendir cuentas el resto de su vida puede ser más caro que perdonarle la parte que no haya esperanzas de que devuelva” (FMI).

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s