No es cerca de… ¡Es en el sitio!

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

No conozco a nadie que no pueda definir, con bastante precisión, el término “puntualidad”.

La Real Academia Española nos dice en su primera definición:

“Cuidado y diligencia en llegar a un lugar o partir de él a la hora convenida”

A pesar de ser conocido el concepto por todos, ¿cuántas veces empiezan con retraso las reuniones, o las clases, o comienzan y no todos están? ¿Cuántas veces las citas se retrasan, siempre con motivos “más que justificados”?

Reloj de la estación de Ribas de Freser (Foto de Sfer publicada en Flickr) Reloj de la estación de Ribas de Freser (Foto de Sfer publicada en Flickr)

La impuntualidad es siempre una falta de respeto y de educación hacia los demás. Indudablemente siempre pueden existir “justificaciones”, pero cuando estas se convierten en norma dejan de ser excepciones.

¿Cómo evitar la impuntualidad? Es obvio, todos lo sabemos, planificación, planificación y planificación. Y, excepcionalmente, no podemo llegar a tiempo, advirtámoslo con suficiente antelación.

Podría alargar hasta el infinito…

Ver la entrada original 102 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s