Francia

Francia 3

Quiero hacer este pequeño homenaje. De una pequeña persona para un gran país que ha vuelto a sufrir en sus carnes la brutalidad irracional de aquellos que odian nuestro estilo de vida libre, democrático, presidido por la Justicia y en donde se protegen los derechos individuales al mismo nivel que los colectivos.

Franceses, nos sentimos unidos y hermanados con vosotros; sentimos vuestro dolor y el golpe que habéis recibido es como si nos lo hubieran dado a nosotros. No hay diferencias, no hay nacionalidades, estamos en el mismo barco. Las ratas que se han colado en él son las mismas para todos. Todos nos hemos sentido atacados, humillados y asesinados. ¿Cuál es nuestro pecado? ¿De dónde nace tanto odio? En toda acción humana hay un interés último. Alguien mueve los hilos, aunque sean de sangre, con la intención de conseguir un rédito, un beneficio. ¿Quién se beneficia con estas masacres? ¿Quizá quienes defienden un modo de vida en el que los únicos derechos que prevalecen son los que les benefician a ellos mismos, a sus clanes? ¿Pecamos al ser libres, al ser iguales en derechos y obligaciones, hombres y mujeres, iguales y diferentes, pares e impares? ¿Ofendemos a una religión más respetable que la nuestra propia? ¿Ofendemos con nuestra riqueza ganada a base de esfuerzo, con una educación que nos hace más libres e independientes? ¿Ofende quizás nuestro progreso tecnológico en todos los órdenes, incluido el militar? ¿Ofende que podamos vestir como queramos, pensar y decir lo que queramos, amar como queramos y vivir y trabajar donde y del modo en que mejor queramos?

La ignorancia potencia las diferencias, las diferencias llevan a la envidia, la envidia lleva al odio y el odio encamina al lado más oscuro de la fuerza: la fuerza bruta, la masacre, el terror por la acción indiscriminada, la terrible lotería en la que te puede tocar la mala suerte de estar en el punto de mira de aquellos a los que ese odio les priva de la necesaria empatía para sentir una pizca del dolor que provocan. Qué fácil es matar ¿verdad? Eso lo tienen que pensar quienes han puesto esos fusiles y las bombas en sus cinturas; qué sencillo es hacer daño a los grandes países de Occidente y qué fácil y barato es convencer a quienes han abandonado sus cerebros humanos en el Oriente Próximo, mortalmente próximo y cercano a unas vidas inocentes que pasaban por el terrible allí que ellos mismos han provocado.

Ese odio anteayer ha recaído en Francia y antes en Inglaterra o en España y vendrán más, permanecerán agazapados durante un tiempo, seguramente en medio de la reacción de ese Occidente que vengará a sus caídos. Y los caídos del otro bando justificarán una nueva Yihad para seguir reafirmando su identidad frente a nosotros, cargando más balas y más detonadores con el odio maldito que justifica lo que los inmolados creen que es su paraíso, para que los que mueven los hilos sigan nadando en la abundancia de su impunidad, ejerciendo su despotismo contra los suyos y contra los del más allá.

Hay otros muchos, millones de inocentes, que confiesan con los mismos credos que los asesinos, pero que respetan la vida y creen en un Dios que no puede ser ni justiciero, ni vengativo, ni cobarde, ni cargado de odios y miserias; desde luego nuestro Dios, su Dios, Dios, está por encima de todo eso.

Francia 1

Francia ayer; hoy y mañana es España, es Alemania o Inglaterra, es la tierra que se erige como ejemplo de libertad, igualdad y fraternidad; Europa es el paraíso en el que juzgaremos con la ley en la mano los crímenes que otros cometen con el dedo en el gatillo y sin ley que valga. No perdamos el norte de seguir juzgando con la ley antes que las balas; no seamos como ellos.

Por todos los mártires inocentes que se han ido al paraíso de la libertad y de la humanidad; descansen en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s