¿Llamaré a la puerta?

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

En mi trabajo voy con frecuencia a consultas donde la puerta está cerrada. En la sala de espera, en ocasiones, encuentras a alguien que también está esperando. Tras los saludos de cortesía podemos ser testigos de un dialogo similar al siguiente:

  • ¿Está el Dr. en la consulta?
  • “No lo sé”, responde la persona que espera.

En otras ocasiones observas al llegar que alguien se acerca a la puerta para intentar oír algún tipo de ruido que indique que la consulta está ocupada. Es una imagen peculiar que roza la descortesía. Puedes preguntar:

  • ¿Lleva mucho rato esperando?

A lo que te pueden contestar una cifra indeterminada de minutos que en ocasiones excede lo habitual. Si tienes confianza con quien espera preguntas:

  • ¿No ha llamado a la puerta?

¿Llamas a la puertas? ¿Llamamos?

La respuesta puede ir desde un “prefiero esperar” a un “no quiero molestar

Los hay que se atreven…

Ver la entrada original 290 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s