“Annus Interrogantis”

Interrogantes 2

En la reciente Nochevieja, en esos instantes entre el viejo y el nuevo año y mientras me comía las uvas, se me iban amontonando en la mente cuestiones de mayor y de menor grado sobre este año 2016 que acabamos de estrenar. Todo eran preguntas y ninguna respuesta y no sé bien si por mi bien o por el tuyo, quiero plantearlas aquí:

En este nuevo año, nuestros políticos electos ¿tendrán sentido de Estado o nos llevarán a un Estado sin sentido? ¿Seremos más populares, a la par que socialistas, o nos inclinaremos más por el frente popular? ¿Podemos ir a peor o mejor como ciudadanos? El Parlamento que se constituya el día 13 ¿será de buena o de mala suerte para los futuros gobernados? Nuestros políticos ¿pensarán más en el cambio que les beneficia a ellos, en el que creen que queremos o en el que realmente necesitamos? ¿Qué cambio habrá, el suyo o el nuestro? ¿Habrá nuevas elecciones para que extrememos aún más nuestras dos Españas o nos irá mejor con lo que ya tenemos? ¿La Unión Europea será nuestra aliada o la habremos liado tanto que estarán todos unidos, pero en contra nuestra? Los llamados “mercados” ¿invertirán en nosotros o destinarán sus dineros en lugares más seguros? ¿Seguiremos generando empleo aunque sea mediocre, o haremos mediocres a muchos subvencionados? La pregunta que más me inquietaba era esta: ¿Seguirá habiendo quienes piensen que el dinero viene del maná del Estado o acabaremos por convencernos de que para que la fuente mane y podamos beber, tiene que llover en las cumbres? ¿La educación seguirá siendo un arma arrojadiza o nos pondremos de acuerdo en que es la esencia de nuestro futuro y que debe ser todo menos política? ¿Seremos capaces de generar una ley de leyes en educación que sirva a varias generaciones o seguiremos degenerando a nuestros futuros ciudadanos dando palos de ciego y escribiendo con renglones torcidos? Y la pregunta de los millones: quien nos gobierne ¿será consciente de la rueda de la fortuna (menos Estado, menos impuestos, menos subvenciones, más inversión y más empleo), o lo será de la del infortunio, que es todo lo contrario? ¿Primará el enfoque clientelista para los tontos o el enfoque de primar al más listo, al más capaz, para que genere riqueza para todos? ¿Tendremos un Estado que nos haga más solidarios en la pobreza o que sea capaz de generar más riqueza sabiendo redistribuirla? ¡Cuántos interrogantes me acechaban esa noche! Y me seguían asaltando más dudas. ¿Se nos romperá esta España nuestra, que cantara Cecilia? ¿O Santa Cecilia nos va a hacer ir a todos con la música a otra parte, o peor aún, que desafinemos y acabemos todos como el rosario de la aurora? ¿Iremos a más guerras para tener la paz en nuestras fronteras o haremos la guerra dentro para justificar las ideologías de cada cual? Por cierto ¿el terror tiene ideología?

Pero al final, como siempre, las cuestiones más importantes serán otras y serán de las que hablemos en nuestras casas, en los bares o en el trabajo. Sabemos todos cuáles son, ¿verdad? ¿Ganará la liga el Madrid o el Barça? ¿Ganaremos la Eurocopa o la pifiaremos? ¿Se clasificará mi equipo para la Champions, subirá mi equipo de categoría, cuántas medallas conseguirá España en los Juegos Olímpicos? Esas van a ser las cuestiones de Estado que nos van a mantener unidos y ocupados a todos en el nuevo año que acabamos de empezar y si no, al tiempo.

De lo que sí que tengo certeza es de mi deseo de felicitarte por este nuevo año que empieza, animándonos todos a conseguir que, además de nuevo, sea próspero.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s