Impuestos

impuestos 1

Desde que somos sujetos de derecho, tengamos la edad que tengamos, estamos obligados a pagar impuestos (que como su propio nombre dice, son obligatorios y no tenemos libertad para eximirnos de ellos). Desde la más tierna infancia, cuando un niño compra una bolsa de gusanitos o un chicle, ya está pagando impuestos.

Es cierto: hay que pagar impuestos, vivimos en sociedad y todos los servicios sociales que están a nuestra disposición deben ser sufragados por la sociedad en su conjunto. En la última declaración de la renta, pedagógicamente, nos hacían saber los destinos de nuestras obligaciones fiscales y eso está muy bien. Pero lo que no sabemos es cuál es la calidad del gasto y si se podrían conseguir las mismas prestaciones con una menor repercusión en los bolsillos de los ciudadanos. Estoy hablando de eficiencia en el gasto cuando lo que se prima es la eficacia en la recaudación: la eficiencia en el gasto significa utilizar los menores recursos para lograr el mismo objetivo. A veces lo confundimos con la eficacia, que es conseguir el objetivo con independencia de lo que cueste; como paga el ciudadano… En 2014 los españoles tuvimos la carga fiscal más alta desde que en 1995 se empezó a conformar la serie histórica por parte de la Agencia Tributaria. En 2014 el Estado recaudó 175.000 millones de euros, casi la misma cifra que en 2006, entonces con casi 4 millones de cotizantes más. El tipo medio que hemos soportado los españoles en el pasado ejercicio ha sido el mayor en dos décadas; ahí es nada. Aumentar las fuentes de ingresos para los gobernantes siempre se ha demostrado más efectivo que ajustar sus líneas de gastos, sobre todo las que tienen que ver con el ámbito de las funciones de las personas más vinculadas con los que gobiernan.

Con la obligación ineludible de pagar, las Administraciones Públicas recaudan más de la mitad de lo que ganamos. La cuestión es: ¿cuánto de lo recaudado se revierte de modo eficiente en prestaciones y cuánto se pierde en las cloacas de la ineficiencia, del gasto superfluo, de lo innecesario, de lo no procedente y de lo corruptamente robado? Si con nuestros impuestos cubriéramos de modo eficiente las necesidades de salud, educación, policía, transporte, etc., no habría nada que objetar. El problema aparece cuando se gasta en exceso o se malgasta. Cuando los ciudadanos no pagamos o malpagamos, el peso de la ley cae sobre nosotros de modo implacable. Pero cuando el gobernante (no ya el corrupto, sino el que no es un buen gestor) malgasta, su impunidad queda libre de todo cargo o imposición.

Como ciudadanos estamos obligados por ley o decreto (hechos por quienes nos gobiernan) a pagar lo que administrativamente se nos exige. ¿Por qué no se puede establecer también una ley que obligue a detallar, igualmente al céntimo, a dónde van nuestros dineros, en qué se emplean y, lo que es más importante, cómo y con qué calidad se emplean? La tecnología, el Big Data, podría permitir, si así se quisiera, conocer al detalle cómo se dedican esos recursos que son sagrados, que son de todos. Y, puestos a pedir ¿por qué no hay también una ley que determine en qué no se pueden gastar los recursos públicos? ¿en qué dispendios, construcciones, ineficiencias en los desempeños, trabajos innecesarios o ayudas que no generan aporte a la economía y que no se debieran permitir?

Tengo una buena amiga, con una gran conciencia social, que está encantada de que paguemos impuestos. Y más aún si el que paga paga mucho, porque gana o tiene mucho. Yo pienso que no es una cuestión de poco o mucho, sino de peor o mejor. Porque “cuanto más mejor, menos mucho” y eso es bueno para todos.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s