La economía del crecimiento

Economía crecimiento 1

La economía de un país es la suma de todas las actividades que generan riqueza. Estas actividades se ejercen en forma de empresas y la diferencia de valor entre lo que venden y lo que compran o lo que cuesta fabricarlo, es la riqueza que se ha generado. El Estado lo denomina “valor añadido” y nos cobra por ello. Esto es muy sencillo y todos lo sabemos. Lo que parece que no terminamos de entender es que esta situación de generación de riqueza no es eterna y mucho menos creciente en el tiempo, y menos aún en determinados sectores de actividad de la economía.

En cierto sentido, como ciudadanos de a pie, aceptamos y asumimos el cambio en nuestras vidas, pero siempre que ese cambio provenga de fuera y no nos afecte en nuestro día a día en particular. Es decir, nos encantan los progresos en la medicina, en la tecnología (telefonía, las nuevas prestaciones en los coches, la informática doméstica, las aplicaciones en los móviles, etc.), en la ropa (la moda, el cambio, las nuevas tendencias), en la alimentación, en el comercio, en la hostelería, etc. Todo lo que es nuevo y nos aporta prestaciones lo valoramos como muy positivo, pero si eso implica o afecta a nuestro trabajo o a nuestra empresa, entonces lo rechazamos y queremos que todo siga igual que antes. Y ello aunque no funcione, aunque nuestra empresa fabrique productos que no tienen mercado. Si esto sucede nos revelamos contra ello. No asumimos que cada momento de la historia tiene sus empresas, sus organizaciones, y que el cambio es constante y de un modo u otro siempre nos afectará. Es muy difícil que haya sectores que siempre estén en la brecha y aunque muchos de ellos persistan también pueden padecer grandes altibajos (el petróleo en estos días, el oro, la leche o la vivienda). Cuando el cambio, siempre exterior, nos afecta en negativo queremos que se prorrogue eternamente en el tiempo y esto es imposible; crecer constantemente no es posible, ni siquiera para la economía en su conjunto, como hemos podido comprobar en nuestro país en los últimos años.

¿Qué hace que una economía crezca en un país? Esencialmente lo puede hacer por tres motivos: porque partamos de un desastre como consecuencia de una guerra o algo similar; porque la población crezca, o porque se exporte la producción en mayor cantidad a otros países. El cuarto motivo, la especulación, prefiero no contemplarlo porque ya conocemos bastante bien sus nefastas consecuencias. Esto sucede con el conjunto de la economía, pero si descendemos a sectores concretos entonces las combinaciones y las alternativas son tan elevadas como sectores existan. Imagine la España de sus abuelos hace 100 años, no es un viaje exagerado en el tiempo. Pensemos en algunos de los sectores de entonces: la minería, la agricultura y la ganadería de entonces, la pesca, la industria naviera y la siderurgia de entonces, representaban más del 70% de la generación de riqueza. En aquella España no existían ni el automóvil, ni las telecomunicaciones, ni la moda, ni la alimentación envasada, ni la sanidad universal, ni el turismo vacacional, ni la segunda vivienda, ni la cirugía estética; todo lo que hoy supone, seguramente, más de ese 70% de nuestra generación de riqueza. ¿Qué hacemos? ¿Lamentarnos por los sectores desaparecidos o tratar de formarnos y capacitarnos en todos los que están por venir y que serán parte de la España de dentro de 50 años?

Ningún sector puede crecer eternamente, pero nuestra mente especuladora y continuista en aquello en lo que estamos asentados quiere que todo siga igual y que rentabilidades pasadas garanticen rendimientos futuros. Pero esto, ni en los fondos de inversión bancarios ni en la economía es posible. Cambiar para mejorar (aunque haya que dejar atrás lo que se ha cambiado), ese es el fin de nuestro progreso.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

4 Respuestas a “La economía del crecimiento

    • Personalmente entiendo por mejorar el hecho de saberse adaptar a la evolución de la sociedad en su conjunto, con independencia de valoraciones de si esa evolución es o no adecuada, justa o lógica.
      Es mi visión Carlos. Es puro darwinismo social.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s