De la corrupción al populismo

Corrupción 1

Si uno lo piensa, la situación política que vive nuestro país en los últimos tiempos -ya sé que es a toro pasado- era bastante previsible. Más aún durante las últimas semanas, en donde ha habido días en que más de la mitad de los telediarios se dedicaba a analizar los juicios, registros, sentencias e investigaciones de corrupciones políticas, empresariales o de abuso de posición dominante. Es lógico que la podredumbre, el tufo de las organizaciones vinculadas con el poder político, empresarial o de antiguos miembros de la Casa Real, haya propiciado el nacimiento del populismo en toda España. El populismo no es otra cosa que una orientación política que pretende ganarse el favor de las clases populares (el segmento de población de la sociedad con menores recursos, el que menos tiene que perder si cambian las tornas del poder y el que supuestamente más agraviado se siente por el enriquecimiento de los políticos corruptos).

Creo que todos podemos imaginarnos como surge la corrupción: de entrada tiene que haber una institución u organismo en el que el poder fáctico sea lo suficientemente fuerte como para poder trastocar voluntades a cambio de dinero o de prebendas. Entre tanta maleza los comportamientos se empiezan a malear, unos se empiezan a justificar con lo que hacen otros y la mente es la primera que se empieza a corromper. “Si no soy yo, lo hará otro; mejor que sea yo.” La ética personal y profesional se convierte en un mero concepto teórico ingenuo y hasta risible. El chantaje y la extorsión derivan en corrupción con importantes beneficios económicos para el partido, para la organización y, claro, también para las personas, haciendo verdad aquella máxima que dice que el parte y bien reparte, se lleva la mejor parte. El DRAE define así la corrupción: “En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.”

Los que somos ciudadanos de a pie vemos que los capos de la sociedad son los más beneficiados con el statu quo actual y eso hace rugir a las clases populares castigando con su voto a todos los dirigentes de los partidos políticos –de la “casta”– que se han estado aprovechando de los recursos, esos sí que son populares, pues son de todos. Y las clases medias también castigan, como ciudadanos que son, con otras opciones políticas más limpias. Creo no equivocarme si digo que la anticorrupción, por encima de otros males sociales o económicos, ha sido el verdadero vencedor de las últimas elecciones. No es de recibo que quien maneja los hilos del poder haga también de titiritero moviéndonos en su propio escenario. Estamos hartos de corrupciones, engaños, abusos de poder, señuelos soberanistas cargados de riquezas andorranas y otras lindezas que demuestran que la bajeza humana no tiene límites, que el que empieza con una pequeña extorsión la acaba institucionalizando en beneficio propio e insultando a los gobernados. En el fondo piensan que como son unos pocos, por mucho que se lleven no nos va a perjudicar a los demás, al vulgo.

Toda la podredumbre corrupta que está apareciendo, junto con la que se ha conseguido tapar, engañando y seguramente también extorsionando, hace pensar que la enfermedad institucional ha pasado al estado de metástasis y que se debe cortar por lo sano. Lo sano ahora son los nuevos partidos y pretendidamente las nuevas caras de los viejos pero lo triste es que la única diferencia entre unos y otros será el tiempo que tarden en aparecer o en descubrirse las nuevas corrupciones con los viejos medios de siempre y con la máxima de “Corrompe que algo te quedas”.

 

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s