“Derrama”

derrama 1

“Estimado vecino, en el recibo de la comunidad de los próximos diez meses aplicaremos una derrama de XXX€ conforme a los conceptos aprobados en la última junta de vecinos.” Así comienzan algunas de las “maravillosas” comunicaciones que, a veces, recibimos de nuestra comunidad de propietarios, si vivimos en vecindad. Pocas palabras despiertan más animadversión a nuestras exiguas cuentas corrientes que la de “derrama”. Derramamos muchos de nuestros recursos en obras, mantenimientos, reparaciones y actuaciones que requieren de una inversión superior a la habitual. Casi podría decirse que la derrama es como una hipoteca a corto plazo que una comunidad de propietarios debe asumir en su conjunto. Nuestros hogares envejecen, igual que lo hacemos nosotros, y las “fugas” que el tiempo provocan necesitan ser reparadas.

Vivir en comunidad es el primer escalón en eso que llamamos lo público, lo que es colectivo y no siendo de nadie es de todos. En el caso de las comunidades de propietarios, como sucede con todo lo público, nos cuesta tremendo esfuerzo el asumir inversiones, con las que muchas veces no estamos de acuerdo y que no teníamos previstas. En muchas ocasiones nos podemos encontrar con vecinos a los que la reparación o el arreglo necesario, siendo provechoso para el conjunto de la comunidad, no les parece bien, lo ven innecesario y se niegan a asumir ese desembolso.

El agua suele ser uno de los principales enemigos de nuestras viviendas: su manera más habitual, “humedades”. El agua se filtra y recorre siempre el camino más fácil y si los “muros de contención” no estuvieron bien diseñados en su momento, derrama al canto; Quizá de ahí venga “se derraman las humedades” (realmente proviene de dispersar, desperdigar, como lo hacen las ramas de un árbol).

Pero hay unas derramas que son especialmente perniciosas. Una de ellas es la que se produce como consecuencia de una mala profesionalidad (por acabados inadecuados) de la propia empresa constructora que en su momento ejecutó la obra. Esta es especialmente dolorosa pues es muy probable que hayamos comprado un piso o una vivienda con unas carencias que desconocíamos; más aún cuando ya han transcurrido los diez años preceptivos del seguro que garantizaba ese daño oculto. Otra derrama dolorosa y quizá la más habitual es la que tenemos que asumir cuando una reparación o un mantenimiento no fue ejecutado con el rigor que se requería y con el celo que debiera haber “desplegado” el presidente de la comunidad, como máximo responsable de la misma durante su vigencia en el cargo. Si bien es cierto que en muchas ocasiones esa mala gestión proviene de actitudes cicateras o tacañas de los propios propietarios a la hora de contratar profesionales de calidad y rigor en la ejecución de los trabajos. Ese supuesto ahorro duele mucho más cuando nos damos cuenta de lo caro que sale, muchas veces, lo barato.

Igual sucede en nuestro gobierno público en ayuntamientos, comunidades autónomas o en el conjunto del Estado. Si las consecuencias de un mal gobierno fueran derramadas sólo sobre quienes las han provocado, otro gallo nos cantaría y quien administra el dinero de otros lo haría con más conciencia y cuidado. El problema es que en las comunidades de propietarios, si así fuera, es posible que nadie se brindara a cumplir con el obligado y poco gratificante compromiso de presidirlas y de verse obligado a hacerlo lo haría sin ejecutar nada dejando que el siguiente se dedique y se pringue; se nos caerían las casas al cabo de los años por la simple inacción en sus cuidados. Creo que es mejor que se nos llegue a caer la cara de vergüenza que no que se nos caiga la casa por culpa de algún dejado que no hizo lo que tenía que hacer.

 

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s