¿En casa o fuera de casa?

En casa fuera de casa 2

Nuestro diseño genético está conformado con el objetivo de vivir en sociedad: somos gregarios, nacemos dependientes de otros y siempre necesitados de la compañía de los que la ruleta de la vida nos ha colocado al lado para el resto de nuestra vida física y/o emocional. Desde bien lejos, en el tiempo, hemos necesitado casa, cobijo, un lugar en donde guarecernos junto con los “nuestros”, familia, clan, tribu, linaje. Salvo el Crusoe de la imaginación de Daniel Defoe, todos los humanos –hasta los que se echan al monte – necesitamos de la relación con otros. Hemos nacido con el pensamiento para nuestro propio diálogo interno, pero también hemos sido dotados o nos hemos dotado con la palabra para comunicarnos con otros. Nuestros genes con casi mil millones de años de existencia son finalistas y se han ido construyendo en base a lo que el entorno nos hacía necesitar por mera supervivencia y también para el placer, el ocio y el disfrute.

En esencia hoy seguimos contando con dos entornos muy bien definidos: nuestro hogar, nuestra casa, y la vida fuera de ella para trabajar o para relacionarnos con otros. Desde mi torpe experiencia me he ido dando cuenta que para una adecuada salud emocional, en cualquier persona, debemos estar igualmente bien en casa o fuera de casa; solos o en relación con otros; en familia, en el trabajo, con los amigos, con las nuevas personas que vamos conociendo y, en general, con todo el resto de la sociedad. Nos hemos ido configurando como seres individuales que sabemos vivir en sociedad. ¿A qué me refiero con lo de una adecuada salud emocional? A que nuestro comportamiento no puede ser esencialmente diferente cuando estamos en el “castillo” del hogar que cuando salimos a las praderas de la calle, del trabajo, del entorno social. Cuanto más diferentes seamos de un mundo al otro, más “ingeniería” de comportamiento estaremos desplegando para ser lo que no somos, para “actuar”, con todo el desgaste que eso supone para nuestra arquitectura emocional e intelectual. La distancia comportamental que exista entre nuestro propio ser (el que compartimos con nosotros mismos), el que tenemos con los más cercanos (pareja, familia, hijos, amigos) hasta los más lejanos (compañeros de trabajo, vecinos, conocidos y el resto de la sociedad) incidirá en nuestra satisfacción o estado de felicidad y autoestima. A mayor distancia mayor artificio en nuestras vidas, como si fuéramos un trampantojo andante. Y por tanto mayor distancia entre lo que somos y lo que quisiéramos ser. Todo artificio que nos haga comportarnos con unas bases muy diferentes en esos entornos de compañía (pareja, familia, trabajo, amigos, etc.) nos creará infelicidad, frustración, insatisfacción y provocará en muchos casos conductas incluso antisociales. Casi todos los asesinos, psicópatas, maltratadores y delincuentes, en general, mantienen una doble vida: tras un acto criminal, los más cercanos en proximidad física (vecinos o conocidos) son los primeros sorprendidos por sus actos y todos manifiestan que tal o cual persona era muy normal. Las apariencias cuánto engañan, ¿verdad? Toda esa tramoya ficticia era una creación para ser socialmente aceptado.

El grado de aceptación que tenemos por parte de otros es el mejor indicativo de que nuestra vida en casa o fuera de casa es igualmente satisfactoria. (Hoy hay, en nuestro país, el triple de personas que mueren por suicidio que por accidente de tráfico). Hay un sensor muy bueno para detectar comportamientos “antinaturales” y es ver cómo se desenvuelve una persona sola o en compañía de su pareja; a mayor diferencia de comportamiento más puede estar seguro de que la persona que conoce no es lo que parece ser, en casa o fuera de casa. La personalidad siempre es una, salvo enfermedad. Nunca es múltiple.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s