La música

Dicen que la música amansa a las fieras, aunque también a veces nos mandan con la música a otra parte, cuando no somos bienvenidos. La música para algunas personas, yo mismo, es esencial en sus vidas. Es más: si para mí (que los únicos instrumentos que sé utilizar son mis oídos) es esencial, que será para los que viven de ella en cuerpo y alma.

Para gustos se hicieron los colores y también la música. Hay tantas músicas, ritmos, colores musicales, instrumentaciones, sonidos, canciones, que son casi infinitas las opciones para disfrutar de ella. La música eleva los sentidos y también nos eriza el vello cuando lo que oímos es tan sublime como para trascender de nuestras limitaciones físicas. Pero además estamos descubriendo que la música ha dado forma, y lo sigue haciendo, a nuestro cerebro humano. ¿Qué le hace la música a nuestro cerebro? “Somos lo que somos con la música y por la música”, argumenta el autor, neurólogo y neurocientífico Robert Zatorre, uno de los fundadores del laboratorio de investigación Brain, Music and Sound [Cerebro, música y sonido], en Canadá. Zatorre nos dice que “Las áreas claves que se ven involucradas son las del control y la ejecución de movimientos. Una de las hipótesis postula que esta es la razón por la que se desarrolló la música: para ayudarnos a todos a movernos juntos“. Nuestro cerebro almacena la música ya escuchada y su respuesta cerebral a los sonidos está condicionada por lo que se ha escuchado anteriormente, desde su base de datos almacenada y proporcionada por todas las melodías conocidas.

También Agustín Ibáñez y Lucía Amoruso, del Instituto de Neurociencias Cognitivas (INECO) han trabajado sobre los mecanismos cerebrales que permiten anticipar acciones y en donde la música juega un papel muy importante. Ellos han constatado que existen circuitos en la corteza cerebral involucrados en la percepción, la codificación, el almacenamiento y la construcción de los esquemas abstractos que representan las regularidades extraídas de nuestras experiencias musicales previas. Del mismo modo se está escudriñando la relación de la música con el lenguaje, en donde la música parece ofrecer un nuevo método de comunicación arraigada en emociones en lugar del significado tal como lo entiende la expresión de las palabras. Hay investigaciones que demuestran que lo que sentimos cuando escuchamos una pieza musical es muy similar a lo que el resto de la gente en el mismo lugar está experimentando. “Empatía musical” podríamos llamarla.

No podemos olvidar los beneficiosos y saludables efectos de la musicoterapia. Muchas personas están encontrando soluciones a problemas de toda índole en sus vidas. La música parece ser un emplasto que une, homogeniza y restaña heridas emocionales a quienes se dejan acunar por ella. Estoy convencido de que los sonidos musicales y las palabras asociadas con ellos cuando se pone melodía a un poema van dejando un surco, un rastro potente en nuestras sinapsis neuronales, que le permite modificar un estado de ánimo, una actitud, provocar una pasión o estimular la creatividad.

Recuerdo en mi juventud cuando solo en mi cuarto y en un rincón (como cantara Tony Ronald) colocaba la aguja en el microsurco del disco, cerraba los ojos y comenzaba a oír la música, la canción que en ese momento formaba parte de mi vida. Son muchos esos momentos imborrables que me han permitido ser en buena parte lo que soy. La buena música, la que a cada uno de nosotros nos parece, es y será una excelente compañía cuando debemos trabajar, crear, bailar, expresar emociones o simplemente disfrutar de sus notas. La próxima vez que me manden con la música a otra parte, me iré en buena compañía.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s