Ser feliz

Podríamos citar a muchos de los grandes gurús de la felicidad (Seligman, Tal Ben Shahar y tantos otros) pero en esta ocasión quiero hablar de la felicidad de andar por casa, de la que sentimos y experimentamos con naturalidad cada uno de nosotros.

Con el máximo respeto a esos grandes sabios de la psicología positiva y con toda humildad, me pregunto: ¿Qué es ser feliz, razonablemente feliz? Creo que la felicidad es un estado de ánimo y es la sensación que uno experimenta cuando nos preguntamos a nosotros mismos: ¿soy feliz? O cuando otra persona nos lo pregunta: ¿eres feliz? En ese momento, nuestro cerebro procesa el conjunto de sensaciones, emociones, sentimientos y, sobre todo, el grado de amor que somos capaces de experimentar hacia los demás y hacia nosotros mismos y entonces nace la respuesta. Si esta es positiva entonces es que eres razonablemente feliz. Para mí ese estado de felicidad nace de mantener un sano equilibrio entre lo que somos y lo que quisiéramos ser y responde en esencia a nuestro grado de aceptación hacia nosotros mismos. Si nuestra autoestima es saludable, si nos queremos tal y como somos (con independencia del espíritu de superación, de mejora constante y de no dormirnos en los laureles), entonces somos felices.

Cuando hablo de felicidad no me refiero a un nirvana mental en el que todo es perfecto, previsible y maravilloso. No. Nuestra vida es imperfecta y siempre necesita mejorar. Todo cuanto existe necesita cambiar y evolucionar a mejor. Afortunadamente no somos perfectos y estamos sometidos a deseos, anhelos, defectos de nosotros mismos, de nuestro propio entorno y de la tierra que nos sustenta. La felicidad es ese estado de ánimo en que con todo el cóctel de imperfecciones que nos rodea nos sentimos satisfechos con nosotros mismos y agradecemos todas las oportunidades que se nos han brindado y que hemos sabido aprovechar (con éxito o sin éxito final). Tenemos además la sensación de que aún hay mucho proyecto de vida por seguir cumpliendo. Sabemos que tenemos que seguir caminando, que aún no ha terminado nuestro propósito de vida. Entiendo que para ser feliz hay que haber rozado con la vida; los talentos que hemos recibido los hemos tenido que poner en funcionamiento. De hecho un niño muy pequeño no es feliz o infeliz, sino que está contento o está triste, en función del placer o del displacer que experimenta en cada momento. Sólo cuando vamos teniendo “historia” en nuestra vida, cuando vamos superando limitaciones o consiguiendo logros que fueron difíciles y sufridos, es cuando podemos llegar a experimentar la sensación de la felicidad. En este sentido ubico mucho más a la felicidad como un gran camino hacia la cima de la montaña que cada uno se ha propuesto escalar y cada paso conseguido con esfuerzo y determinación es un peldaño más en esa sensación profunda de satisfacción, de felicidad.

Hay otras personas para las que la felicidad es comparativa; es decir, son felices en relación a como creen que los demás lo son. En esa comparación se sienten mejor o peor consigo mismos, pero esa no es la auténtica felicidad pues no nace del interior de uno mismo. Es un sentimiento que puede estar más cerca de la envidia, de su ausencia, que de la felicidad.

Decía Loquillo que para ser feliz quería un camión. Yo, para ser feliz, quiero una vida normal, querer y que me quieran, trabajar por mí y por otros, una salud razonable y todos los retos que sea capaz de asumir para superar unos y aprender de otros. Para ser feliz quiero saber levantarme después de caer, que la risa acuda a mi rostro siempre que sea oportuno y saber que la función vital que cumplo tiene sentido para mí y para los demás.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s