Soflamas al viento

Para esta colaboración tenía otros títulos…, pero me he decidido por uno más políticamente correcto para eso, para llevar al absurdo lo que es y no es correcto. Estamos en unos tiempos en que lo que uno diga o deje de decir parece que hay que cogerlo con papel de fumar para no atronar a los oídos bienpensantes que solo escuchan lo que quieren escuchar. Cuando quien habla u opina se sale del guión, de ese margen de la corrección –diseñado por los intereses de los que escuchan- entonces es criticado, vilipendiado y ajusticiado en el telediario por haber dicho lo que todos estaban pensando y sólo ese se atrevió a pronunciar. Esos mismos intereses se han encargado de amueblar con carcoma muchas mentes para hacernos creer en mundos orwelianos en los que todo lo que se repite hasta la saciedad se acaba convirtiendo en cuerpo de verdad.

Yo estoy ya harto de tantas construcciones en el aire, de tantas promesas baratas (o caras, pues decir no cuesta nada y hacer es un mundo). Estoy harto de los adoctrinamientos de nuestros supuestos representantes políticos en tertulias, programas televisivos, artículos sesudos y parlamentos de papel, como sus palabras. Estoy harto de que nos quieran hacer comulgar con ruedas de molino, sobre todo cuando esas ruedas son las de nuestro supuesto interés como pueblo y que lo único que sustentan es su propio trigo de poder y ambición. Estoy harto de que nos digan cómo supuestamente somos para justificar sus panfletos estériles –que así se demuestran cuando pretenden gobernar- en defensa de los débiles, de los oprimidos, de los pobres de espíritu a los que quieren engatusar. Estoy harto del populismo político, económico y justiciero que sólo representa la realidad de sus propias tramoyas por el poder, por el control, por su propio beneficio en un trampantojo de supuesto beneficio público para todos los que ellos dicen representar. Estoy harto de los que siembran los campos de palabras y cuando hay que dar trigo tienen los almacenes vacíos. Estoy harto de la demagogia, sobre todo de la demagogia fácil, pobre y que araña las conciencias haciéndonos creer que realmente quieren aquello por lo que dicen luchar y que es de ley, pero que en la realidad es oropel de baja calidad. Estoy harto de los pensamientos únicos por el pueblo, por la gente, por los desfavorecidos, por la igualdad, por los que nada tienen. Y lo estoy porque el único modo de favorecernos a todos es creando riqueza y favoreciendo que el que tiene una idea emprendedora la ponga en marcha, no subvencionando vidas a cuenta de los impuestos de otros, porque esos otros se hartarán y dejarán de arriesgar y de esforzarse. Estoy harto del bien colectivo cuando lo que adoctrinan es su propio bien, su beneficio político de poder, de poltrona y escaño garantizado. Estoy harto de que nos den lecciones, chillando, gritando o sacando a relucir una cultureta de Wikipedia media hora antes de la soflama. Estoy harto de la falsa intelectualidad intencionada en abrumar a nuestras supuestas mentes vacías. Sí, estoy harto de que piensen que somos tan tontos que nos creemos todo lo que dicen. Sobre todo, aquello que alude a nuestro propio interés que ellos nos defienden, cuando lo único que defienden son sus propios intereses. Estoy cansado de tanto representante que lo único que hace es representarse a sí mismo con sus propios intereses disfrazados del beneficio público. Seguramente habrá muchos de ustedes que estén hartos de leer estas palabras, que no concuerdan con el ideario políticamente correcto y que por tanto rompen con el pensamiento colectivo que nos han intentado inculcar con la excusa, con la maravillosa excusa de la crisis, la corrupción, el desempleo y la falta de riqueza que algunos de ellos han propiciado. En estos lares, me gustan más las obras que los amores, más el trigo que la predicación.

 

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s