Aprender, emprender y sorprender

Ahora que se habla menos del emprendimiento (con la crisis superada o a punto de hacerlo) es cuando más quiero hablar del candidato a empresario, del emprendedor. Todo acto de emprendimiento tiene un antes y un después, y a estos aspectos nunca o casi nunca nos referimos; quisiera detenerme un poco ahí.

Antes de emprender debemos aprender (cierto es que hay empresarios que nacen con el gen del emprendimiento y su predisposición natural tiende a la asunción de riesgo en pos de un objetivo). Para el común de los mortales, entre los que me incluyo, alguien nos tiene que transmitir la esencia de lo que es ser empresario; existen personas que nos inspiran con su iniciativa y que dejan impresa una huella sobre la que depositamos nuestro pie, con nuestro tamaño y medida. También debemos forjar en nuestro entendimiento las capacidades y habilidades que van a sustentar aquello para lo que nos sentimos más capaces de aportar valor a la sociedad y que esta nos pague por ello (tan sólo vale lo que tiene valor). Debemos aprender a ser resilientes, luchadores, convencidos, apasionados, líderes, capaces, inteligentes, imaginativos, creativos y diestros para todo aquello en lo que sintamos que somos valiosos. El aprendizaje, en cierto sentido, implica testar con nuestra imaginación cómo podrán ser los escenarios que queremos crear y desde los que nacerá el emprendimiento. Una idea, por sí sóla, no crea negocio, pero es la base sobre la que asentar las ganas de crear, de desarrollar lo que hemos imaginado. También hemos de tener en cuenta con qué compañeros de viaje lo vamos a acometer, y también imaginar posibles resultados que esperamos conseguir. Siempre con la mente puesta en que lo que emprendamos va a suponer una mejora del estado actual de las cosas. Nuestra acción va a cambiar “nuestro mundo” y en muchos casos el mundo de los demás.

El hecho mismo de emprender es llevar a la práctica todo lo aprendido previamente junto a lo que vamos experimentando de modo dinámico en nuestra actividad con el prueba-error que desplegamos. En la fase emprendedora trabajamos, hacemos, corregimos, recreamos y vamos haciendo realidad o intento nuestro proyecto. Al final, si tenemos éxito, este garantizará que nuestros planes y capacidades eran acertados. ¿Cuál es el ingrediente esencial del éxito? Sorprender, aportar un valor diferencial a lo que hacemos superior a lo actual y, por tanto, mayor que las expectativas que se tienen con lo que antes de nosotros había en el mercado. El ser humano nace limitado y cargado de necesidades físicas y emocionales que hay que satisfacer del mejor modo posible. El mercado y los clientes están ávidos de novedades, de hechos diferenciales, de nuevas soluciones para viejos problemas, de prestaciones que resuelvan las necesidades presentes o futuras, y que esos nuevos modos respondan a los nuevos tiempos que las actuales circunstancias nos permiten vivir.

Para sorprender (se entiende que siempre positivamente) hemos de superar, como decía, las expectativas iniciales. Hemos de ser capaces de hacer algo más rápido, más útil, más cómodo, menos costoso, más eficiente, más sencillo, menos laborioso, con mejor diseño, más actual o más amigable que todo lo que ya existía. Ser diferente es valioso y para ello debemos haber emprendido con capacidad de generar sorpresa. Es bueno saberlo para aprenderlo, y emprenderlo después.

Por supuesto que todos no podemos tener ese espíritu creador y emprendedor; desde la igualdad en derechos y oportunidades, las personas somos diferentes en capacidades, inquietudes y prioridades, pero si quieres emprender, si ya lo haces, sabrás de lo que estoy hablando. Dicen que nadie regala nada; yo regalo estas líneas y si sirven de inspiración para un nuevo acto de emprendimiento me daré por muy satisfecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.