La mejor oportunidad

Construimos nuestras vidas en base a nuestra personalidad: la que traemos y la que vamos gestionando. La vida que se nos ha dado discurre por mundos cargados de falsas apariencias y golosas trampas, pero también de maravillosas oportunidades. Nuestra inteligencia práctica y emocional nos va a permitir apartar las falsedades, huir de las trampas, y conseguir aprovechar las oportunidades.

¿Cómo podemos distinguir si lo que tenemos por delante es una buena oportunidad? No hay una regla, norma o varita mágica que nos dé esa respuesta (al menos yo no la tengo). Pero si tenemos nuestra mente despierta, bien abonada, trabajada; si somos sensibles hacia las necesidades de los demás y conocemos bien el comportamiento humano, es muy probable que sepamos vislumbrar esa oportunidad. El momento crítico es la toma de decisiones cuando hemos percibido que la oportunidad es buena: si nos lo pensamos demasiado la perdemos, se desvirtúa, y otro la aprovecha y lo hará, cómo no, en su propio beneficio.

El problema surge cuando otro ha sabido aprovechar bien su oportunidad y nuestra miseria mental decide que lo ha hecho en contra de nuestros intereses cuando simplemente ha sido más hábil, más decidido o más rápido que uno mismo. El “listo”, el hábil, sabe ver la oportunidad y sabe aprovecharla igual que hubiéramos querido nosotros pero no hemos sido capaces. Y entonces criticamos al que lo ha conseguido. Hay personas que se dedican a criticar la supuesta suerte de los que triunfan como el mejor modo de aplacar sus propias ineficiencias. Pero ellas, en su momento, no supieron distinguir las apariencias, no sucumbir a las trampas y perdieron una buena oportunidad. Ello les convierte en seres despreciativos del que sí que aprovechó su oportunidad y pretenden ajusticiar con falsas reivindicaciones de igualdad de derechos cuando lo que primó en su momento fue la igualdad de oportunidades. Como botón de muestra, Amancio Ortega que comenzó a trabajar para que su familia no pasara penuria, con una mano delante y otra detrás, y una mente preñada de inteligencia y buen hacer.

¿Cuántas buenas oportunidades le ha puesto la vida por delante? ¿Cuántas ha sabido aprovechar? ¿De cuántas perdidas se arrepiente? (Hecho que no sirve absolutamente de nada.) ¿Cuál determinó buena parte de su vida? ¿Cuál habría sido, de haberla aprovechado, la más determinante? ¿Cuál aprovechó otro en su lugar y aún no se lo quita de la cabeza? Seguro que ahora mismo tiene muchas respuestas que se van construyendo en su mente. Para todas las oportunidades perdidas, ¿hay alguna oportunidad de revitalizarlas? No, lamentablemente no la hay; la oportunidad tiene un tempo, un momento concreto, tras el cual desaparece. Si creemos que ha vuelto a aparecer seguro será con un nuevo constructo suyo y de la propia oportunidad. Entonces, ¿qué podemos hacer? No volver a perder una sola oportunidad cuando creamos que lo es y creamos que tenemos capacidad para poder afrontarla y cumplir sus requerimientos.

Seguro que en las próximas semanas para usted y para mí surgirán una o varias oportunidades (en medio de la selva de trampas y falsas apariencias). Si somos capaces de distinguirlas tan sólo debemos evaluar con rapidez (la oportunidad siempre tiene prisa) nuestras posibilidades. Y si las tenemos, ¡¡¡a por ella!!! Que no se escape y no porque otro la pueda aprovechar, sino porque es nuestra, la hemos reconocido y nos merecemos el beneficio de su consecución. Por cierto, cuanto más grande sea la oportunidad más vamos a tener que poner de trabajo, esfuerzo e inteligencia para saber aprovecharla. Casi siempre es una cuestión de magnitudes: tanto esfuerzo, tanto resultado.

Le deseo una buena semana plagada de oportunidades bien aprovechadas.

 

lamadriddiario@gmail.com

2 respuestas a “La mejor oportunidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.