La red más importante

A la vista de los últimos acontecimientos en la red social más potente del mundo, parece que debemos reforzar la idea de que las redes sociales son consustanciales a los tiempos que corren. Pero desde luego, ni son lo único ni son garantía de nada. Hay una idea esencial: los “amigos” de las redes sociales pueden serlo, antes o después; pero quien está detrás, al final, es alguien que hace negocio con nosotros, con nuestros datos, con nuestras aficiones y manifestaciones. Mientras esto se tenga claro no hay problema. El engaño surge cuando la neblina impide ver el paisaje en su completa dimensión. A buen seguro que los últimos acontecimientos van a condicionar ese paisaje para los próximos años con medidas legales o comerciales.

Es conveniente no pasar por alto cuál es la red más fundamental: la de cada uno de nosotros con las personas que, en cada momento, son las más importantes. Mi primera red es la de la república independiente de mi casa; esa es sagrada. Es una red tejida con amor, con proyectos, con mucha ilusión. La segunda red es la de amistad, entendiendo que amigo es el desinteresado: este puede ser cualquier persona a la que te sientas unido aislándolo de los intereses personales, profesionales o crematísticos. En esa segunda red caben todos los que quieran estar con uno sin mayor deseo que el de compartir, disfrutar, sentirse vivos y agradar por el mero hecho de la importancia de la propia persona para uno mismo. Esa red tejida con afectos y emociones abarca a la familia (la que uno quiere, no la que se le impone), a los propios amigos así conceptuados, a compañeros y colegas profesionales con los que te sientes vinculado y no obligado. Quizá el concepto de obligación es la antítesis de la devoción con la que uno se siente unido a otros.

En las redes reales no importan tanto el postureo, los selfies yupiguays, los cuerpos danone o los photocalls divinos de la muerte. No. En las redes auténticas hay manos de pescadores de vidas construidas de modo natural, con sus afanes y devaneos, sus alegrías y penas y sobre todo su autenticidad. En las redes reales tan sólo importa lo que eres, no tanto lo que parece que eres. Por encima de todo lo demás, las personas auténticas están ahí a las duras y a las maduras: no sólo cuando los vientos son favorables, sino también cuando soplan de cara. El verdadero valor de una persona está en su sana inteligencia, en la ternura, en saber amar y querer al otro, en su nivel de felicidad y en su capacidad para poder hacer mejor la vida de los demás.

Es un hecho que somos seres sociables (unos más que otros). En ese marco de las relaciones la inteligencia social es esencial para una buena calidad de vida. ¿En qué consiste? Es la inteligencia que nos capacita para relacionarnos con otros en una sana interacción en la que todos nos enriquecemos por el mero hecho de compartir vidas, experiencias, proyectos, sanas ambiciones o dificultades que requieren de la colaboración del otro. La definición de inteligencia es la de la capacidad para resolver problemas complejos y en este caso se trata de aplicarlo a la relación con los demás, con todo el entorno que conforma nuestra existencia de vida en común con otros.

Al final, en nuestras relaciones personales -cuando son libres y no obligadas- tratamos de estar con aquellas personas que nos complementan, que son diferentes a nosotros pero valiosas. Esta suerte de equilibrio suele ser uno de los principales ingredientes de la felicidad.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

One response to “La red más importante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.