Por favor: ¡No te mates!

Según el informe “España en cifras 2017” del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2014 – 3.910 personas se quitaron la vida, cifra que casi triplicó a la de las muertes por accidentes de tráfico, con una tasa de 12 por cada cien mil habitantes en hombres y de 4 por cada cien mil en mujeres. Es decir, los hombres triplicaron a las mujeres. (La testosterona en muchas ocasiones es una mala compañera de viaje.)

Muchos expertos dicen que puede ser contraproducente hablar de este tema y que puede activar el denominado “efecto llamada”. Pero ocultar la realidad de las cosas no hace que estas cambien. Yo quiero romper una lanza, de millones de kilómetros de tamaño, por la vida, sea esta cual sea. Siempre habrá alguna posibilidad de cambio, de mejora, por pequeña que sea; la esperanza es lo último que hay que perder y no es sólo una frase hecha y vacía de contenido.

¿Por qué vivir? Porque no tenemos ninguna garantía de que podamos volver a recuperar la vida que perdamos; nada ni nadie nos lo garantiza. Si alguien, no lo quiera Dios, intentara algo así le diría: Antes de hacer nada de nada, imagina que están contigo, en este momento, todas las personas que quieres y que sabes que te aprecian –aunque quizás no esté precisamente la que tú quisieras que te quisiera-. Con todos delante de ti, pregúntales: “¿Alguno de vosotros me podría aportar una poderosa razón por la que me conviene tomar esta decisión?” ¿Cuál sería la respuesta? El silencio. No hay nada tan poderoso como la fuerza de vivir, nada tiene tanto valor que se le pueda oponer.

Por otro lado pregunto: ¿Hay algo más hermoso que dar vida, que traer un nuevo ser a la vida? No, no lo hay. Estamos programados para ello, benditamente programados. Bien; pues cuando alguien está a punto de ese desastroso momento puede pensar que si da marcha atrás estará dando una nueva vida al mundo: la suya.

¿Qué es lo más torpe que sucede en estas circunstancias? El otro silencio, el de las personas que están sufriendo y creyendo que ese sufrimiento es insoportable y lo callan, no se lo dicen a nadie, y lo mantienen torpemente en secreto. A esa supuesta persona maravillosa a la que antes hablaba le diría: “Por favor, no te mates, háblalo con alguien de tu estrecha confianza, busca ayuda en una persona que te pueda orientar y que te aporte luz sobre todo aquello que ahora te parece que es irremisible. Habla, no calles para siempre; tu dolor inmenso se transformará en inmensos dolores para todos los que te quieren y que desconocen hasta qué punto estás desesperado en este momento. Déjate ayudar; todos necesitamos ayuda en algún momento en nuestras vidas. No somos superhéroes, sino seres de carne y hueso; imperfectos, pero inmensamente ricos en vida hasta que el destino, y no nosotros, decida cuál es el mejor momento. Si nosotros lo decidimos siempre será el peor”.

Es cierto que hay tormentos, sufrimientos, angustias, desesperanzas y tristezas inmensas, pero el amor de los que nos quieren es infinito, incombustible y tiene toda la fuerza para ayudar a construir un futuro mejor. A usted, persona maravillosa, también le pregunto “¿Tiene la certeza absoluta de que su futuro es imposible, de que no hay remedio alguno para sus males (aunque la ciencia médica lo diga, también, a veces, se equivoca)? No, no la tiene, nadie tiene una bola de cristal que le diga cuál es el futuro y es más que probable que el día menos pensado –de todos los que le quedan por vivir- se resuelvan su problema y su angustia. Y entonces se dará cuenta de lo torpe que habría sido aquella decisión que, afortunadamente, no llegó a tomar”. Feliz Vida.

 

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.