Empresa familiar

Es singular la relevancia que tiene la empresa familiar en el tejido de la economía de un país. Quisiera aportar aquí unos datos que ofrece el Instituto de la Empresa Familiar, pues creo que no son del todo suficientemente conocidos. Las empresas familiares suponen casi el 90% del total de las empresas que existen en España (en concreto el 88,8%), y generan el 67% del empleo y el 57% de la actividad económica del sector privado. Lo cierto es que la mayor parte de las empresas que nacen a la vida económica lo hacen de la mano de un emprendedor que se ve ayudado por hermanos, hijos o pareja y con no pocos esfuerzos para conseguir consolidar un modelo de negocio basado en una oportunidad que se supo reconocer en un momento determinado por su fundador o promotor.

Quien esto escribe nació a la vida en el seno de una empresa familiar. Buena parte de mi experiencia profesional ha transcurrido trabajando para empresas familiares desde dentro de las mismas, o asesorando y formando a sus miembros, como llevo haciendo en los últimos años. Con este bagaje me atrevo a decir que una empresa familiar bien gestionada, dando valor a la profesionalidad de sus miembros y con un protocolo que delimite las actuaciones de los socios, no tiene parangón en el mundo empresarial. Es un modelo abonado por el esfuerzo, el saber hacer y las ganas de prosperidad que permite ambicionar cualquier objetivo de crecimiento, expansión y rentabilidad.

Pero por otro lado, lo que puede ser más perjudicial en una empresa familiar es que predomine más la parte familiar que la empresarial. Esto sucede cuando los miembros de la empresa se consideran con los mismos derechos unos que otros por causa del apellido, los genes o la herencia familiar. Esta es la caja de Pandora, que si no se controla puede destruir todo lo bueno que sus fundadores consiguieron al crearla. Otro de los peligros es el paternalismo de algunos miembros sobre otros, con un proteccionismo que al final redundará en problemas como el de los hijos pródigos (parábola con la que nunca he podido estar de acuerdo). En una empresa, sea familiar o no, se debe promover la excelencia de los mejores, de los más capacitados, de los más dotados o de los que consiguen los mejores resultados. Privilegiar el control de la empresa por la edad, la participación en la misma, o por el simple hecho familiar, es el principio del fin de muchas organizaciones que, de otro modo, hubieran sido plenamente exitosas. Lo expreso así con un gran conocimiento de causa. En muchas empresas se “paga” al familiar por la confianza: no nos va a traicionar, va a proteger siempre los intereses de la empresa o vamos a poder tener un mayor grado de confidencialidad que con otras personas. Y en muchos casos ese es un valor a reconocer. Pero no en todos. Y si no, que le pregunten al Sr. Amancio Ortega sobre cómo está dando continuidad en la gestión de máximo nivel de una de las empresas más exitosas de nuestro país. De hecho, y así lo establecen muchos de los protocolos familiares que sirven de marco a no pocas empresas, es recomendable que cualquier miembro de la familia que quiera trabajar en la empresa familiar, antes demuestre su valía en otras empresas en puestos de responsabilidad similares a los que aspira en la propia. Cuando se incorpore en la empresa familiar lo hará aportando experiencias enriquecedoras y sabiéndose valioso pues así lo ha demostrado previamente. En 2015 la productividad por empleado de la empresa familiar era de 205.400€/año. En la no familiar ascendía a 321.300 €/año (IEF). Ese es todo el camino que queda por recorrer, camino apasionante sin duda.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

2 respuestas a “Empresa familiar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.