Bruce Lipton

 

En octubre pasado tuve la suerte de poder asistir a una conferencia del Doctor Bruce Lipton, prestigioso científico estadounidense, doctor en biología celular por la Universidad de Virginia, profesor en la de Wisconsin e investigador en Stanford. Lipton es uno de los grandes divulgadores de los últimos hallazgos en epigenética (los mecanismos que regulan la expresión de los genes en un organismo, sin que se modifique la secuencia del ADN). Algunas de las ideas clave que Lipton compartió con los asistentes fueron las siguientes:

Lo que percibimos condiciona nuestras creencias y, cuando estas provienen del entorno más próximo, controlan la genética del cuerpo”. “Tenemos que entender la mente antes de entender la biología; el ambiente controla la conducta y los genes. Cuando cambiamos nuestras creencias cambiamos nuestras conductas y estas modifican la expresión de nuestros genes”. La sabiduría oriental (tan utilizada en los últimos años en las grandes corporaciones mundiales) ya lo señalaba, a través de los pensamientos budistas: “Nos convertimos en lo que pensamos”. Lipton también dijo: “La función de la mente es crear coherencia entre nuestras creencias y nuestra realidad y la mente crea sustancias químicas para responder a esas creencias; por ejemplo, si sentimos amor crearemos sustancias que aumenten nuestra salud y nuestra felicidad; si sentimos miedo nuestro cerebro enfermará y nosotros también”. “Tu experiencia subjetiva (tu creencia) tiene más poder que tu situación objetiva (tu realidad)”.

Lo que a mí más me gustó fue constatar la importancia del subconsciente en nuestras vidas y cómo estamos en sus manos si no somos capaces de controlarlo. El 90% de nuestro cerebro es el subconsciente, “una máquina que ha grabado ideas, sensaciones, experiencias y que luego las reproduce”. Sólo el 10% es nuestra parte consciente y que forma parte de lo que realmente queremos ser (no de lo que fuimos) y son nuestros deseos, anhelos y aspiraciones.

Lo más dramático (algo en lo que coinciden muchos neurocientíficos) es que el 70% de nuestro subconsciente tiene un componente negativo, de represión, y funciona con todos los programas adquiridos y repetidos de otras personas en los primeros siete años de nuestra vida (adquirido sobre todo de nuestros padres). De hecho, del 100% de nuestro tiempo vital tan sólo el 5% vivimos conforme a nuestros deseos. El 95% restante lo hacemos en base a los mensajes programados en nuestro subconsciente y, por tanto, no somos conscientes de ello.

El resumen de todas estas reflexiones es que nuestros principios, comportamientos, la esencia de nosotros mismos, están marcados por todos los mensajes recibidos en esa primera infancia. Y aparecen con toda su potencia y envergadura cuando menos lo esperamos, salvo que seamos capaces de controlarlos y ponerlos en su justo lugar. El autocontrol y el autoconocimiento que requiere la gestión de nuestro subconsciente para que no domine y controle nuestras vidas es una labor ardua y difícil y que, las más de las veces, sin ayuda externa no podemos conseguir. Es ese diablillo de nuestra conciencia que tiene un tamaño nueve veces más grande que el angelote que nos invita a vivir bajo la esencia de lo que somos nosotros mismos. (Esta imagen del diablo y el ángel la tenemos conceptuada, y el cine tiene mucha culpa de ello, justo al revés de cómo realmente debiera ser).

Ese subconsciente que se materializa en pensamientos del tipo “no puedo hacerlo, iría contra mis convicciones, algo me lo impide, no sé cómo hacerlo…” tenemos que silenciarlo para poder vivir y disfrutar, sin hacer daño a nadie, de lo que realmente nos aporta más valor a nuestras vidas. No podemos ni debemos impedir ser lo que queremos ser por lo que nos obligaron a ser o por lo que fuimos.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.