Compañeros de viaje

El empresario norteamericano Jim Rohn manifestó en una conferencia: “Eres la media de las cinco personas con las que pasas más tiempo”. Es decir: si, por ejemplo, queremos medir nuestro nivel de felicidad, de alegría, de eficiencia en el trabajo o de optimismo, tan sólo tenemos que seleccionar las cinco personas con las que más tiempo discurre nuestra vida para tener nuestra propia valoración al respecto.

Se sabe desde hace tiempo que las emociones se contagian y las actitudes también; por tanto aquellas personas con las que convivimos se convierten en la medida de nuestra propia existencia. El contagio es tal que, como dijera Don Camilo José Cela “en la cama ya no sé si los pies que siento son los míos o los de mi mujer”.

Le sugiero un pequeño ejercicio: Identifique las cinco personas que tiene más cerca de usted (los cinco compañeros de viaje más próximos y con los que más tiempo comparte) y seleccione cualquier área de su personalidad. Valore de 0 a 10 a esas cinco personas. La media que obtenga será la de su propia valoración. Si, por ejemplo, valora el nivel de seguridad en uno mismo o la autoestima de cada una de esas personas, el resultado será el de su propia autoestima. Si esta no es satisfactoria, la única solución que podrá implementar es cambiar a las personas deficitarias por otras que sean más acordes con el nivel más elevado que usted quisiera tener. Sé perfectamente que esto no es tan fácil, pero el que algo quiere algo le cuesta. Si queremos cambiar nuestras vidas, el viaje que realizamos, los proyectos en los que trabajamos, las ilusiones y esperanzas que tengamos, debemos cambiar de compañeros. No hay otra solución por dura que pueda parecer. El refranero popular ya lo expresa con acierto cuando dice: Dime con quién andas y te diré quien eres.

En el viaje de la vida no somos siempre los mismos ni tampoco quienes nos acompañan evolucionan igual. Cuando somos conscientes de ello tenemos dos alternativas: seguir el camino que nos llevará a una vía muerta, muriendo en vida, o tomar un nuevo destino cambiando de tren y de viajeros. Personalmente no puedo concebir la vida como un camino de muerte. Y si este camino asoma o se vislumbra, habrá que tomar nuevos derroteros en cualquiera de los ámbitos en los que así me sienta. Persistir en el camino equivocado tan sólo nos lleva a la infelicidad y eso nunca puede ser bueno. Tampoco podemos olvidar que en muchas ocasiones nosotros mismos podemos ser los compañeros inadecuados para otros. Y si ellos no toman la iniciativa por ellos mismos, mejor es que lo hagamos los que más capacidad de decisión o de cambio tengamos.

La vida no es estática. Es un discurrir, un fluido que continuamente cambia y se transforma. Cuantas más puertas le pongamos al campo menos campo de juego tendremos para ser lo que queremos llegar a ser. Personalmente deseo compañeros de viaje (reales, no ficticios) que sean optimistas, alegres, intrépidos, seguros, amables, inteligentes, generosos, humildes, sencillos y con muchas ganas de vivir novedades, experiencias diferentes, de conocer nuevos destinos y personas, de enriquecerse con el paso del tiempo y que se sientan jóvenes con independencia de la edad cronológica que tengan. Dudo mucho que yo tenga un buen índice en muchos de estos aspectos, y quizá por esto es lo que más deseo en mis compañeros de viaje. Le invito a que haga este mismo ejercicio. ¿Cómo quisiera que fueran sus compañeros de viaje? Y trate de conseguirlos. El enriquecimiento será mutuo y la satisfacción se incrementará exponencialmente entre todos ustedes.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.