Afasia

Esta palabra se escribe con A de Amor, de Afecto y de Afán de superación; seguramente sea poco conocida para usted pero confío en que eso haya sido hasta este preciso momento. Veamos…

Imagine que un día, al despertar, ha sufrido un ictus (infarto) en su cerebro; la necesidad de riego sanguíneo de nuestro regidor se ha visto afectada y, como consecuencia de ello, entre otras cosas, se da cuenta de que no puede hablar. Usted siente todo, percibe todo, pero no puede decir nada, las palabras dejan de brotar de su boca, no puede expresar su estado con los sonidos adecuados para ser entendido. El ictus ha afectado, sobre todo, al lado izquierdo de su cerebro, el que controla los códigos como palabras, números y todo lo que afecta al esquema lógico del pensamiento, que no del sentimiento. Seguramente haya habido otras partes de su cuerpo que se hayan visto afectadas pero usted sigue siendo usted; su alma, su personalidad están ahí; el hecho de que usted ahora no sepa escribir palabras en el aire no significa que no sepa cómo se escriben.

Hablando de palabras, la afasia fue “creada” por el médico francés Armand Trousseau en 1864 y procede de un vocablo griego que significa: imposibilidad de hablar. Pero lo cierto es que semanas atrás, en Potes (Liébana), pude comprobar que lo imposible se vuelve realidad con esas tres palabras con las que he comenzado este artículo. Con él deseo homenajear, con la limitación de estas torpes palabras mías, a todas las personas que allí conocí y muy especialmente a una mujer a la que tuve la suerte de acompañar a este acto.

En primer lugar el Amor, en el fondo un afásico es un niño que vuelve a nacer, es un amoroso bebé que recobra una vida, que quizá se hubiera perdido del todo; una vida en la que las palabras tienen que volver a aprenderse. Se siente todo, se experimenta el amor, la gratitud, las ganas de vivir. No se tienen las palabras, la forma, pero el fondo permanece intacto. La A de Afecto es el que derrochan y regalan todas las personas que deciden voluntariamente dedicar su tiempo al cuidado del afásico, sobre todo cuando además se pierde movilidad en el cuerpo y se necesita tiempo, esfuerzo y paciencia, que son los ingredientes básicos de ese afecto. Finalmente la A de afán de superación que es la más importante de todas para recuperar, lo más posible, la normalidad en la vida diaria. Pude comprobarlo ese día viendo y sintiendo ese derroche de energía para volver a la normalidad física, ya que la emocional desde ese lado derecho del cerebro -pude sentirlo- estaba en toda su plenitud, en todas las personas que allí vi. Son seres cargados de buenas emociones, de sentimientos potentes, de una bondad generosa y sin límites y que devuelven, multiplicado, todo el afecto y el amor que reciben.

Dicen que la cara es el espejo del alma y yo digo que en el rostro, el alma, asoma por la mirada. La mujer a la que antes me refería es alguien tan especial que me ha hecho entender que somos mucho más que lo que podemos contar con palabras. Simplemente con mirarla se ve su alma y con ella sonríe con una intensidad que he visto en pocas personas en mi vida. Pronuncia algunas pocas palabras en comparación con los millones de sentimientos positivos que acuden a su rostro inteligente y sensible. En esos momentos pienso que los que estamos limitados somos los que tenemos al alcance todas las palabras y sin embargo no sabemos expresar plenamente lo que sentimos. Te dedico estas palabras que acabo de escribir sin pronunciarlas y, al igual que a ti, no me ha hecho falta pronunciarlas para sentirlas.

lamadriddiario@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.