El que da la razón

Es el tiempo ¿verdad? Sí, el tiempo, a todos, nos pone o nos quita del sitio y nos sitúa en donde nos corresponde. Recuerdo, de niño, ver a un familiar (que dibujaba y pintaba muy bien) dar los primeros trazos de un cuadro. Miraba su rostro al dibujar y en él veía la determinación de quien estaba seguro de lo que estaba haciendo; veía el cuadro terminado en sus ojos. Sin embargo miraba a la lámina y no acertaba a reconocer nada concreto; eran líneas, garabatos, borrones, no se apreciaba nada comprensible. Salía del cuarto en donde estábamos y dos o tres horas después regresaba y ante mi sorpresa, en ese mismo escenario, emergía una riqueza de imágenes que daban cuerpo y sentido a todo lo que antes eran simples pretensiones gráficas. Al final, la obra real emergía tras el tiempo preceptivo que requería la elaboración o la maduración de lo que en un principio era un boceto sin sentido aparente.

El ejemplo anterior es ilustrativo (nunca mejor dicho) de que siempre o casi siempre que tenemos un buen proyecto, buenos “ingredientes” y materiales de trabajo, ganas de conseguir lo que pretendemos, ilusión por el logro y coherencia con nosotros mismos y nuestras capacidades, el tiempo suele ser un gran aliado para conseguir lo deseado. Y dentro de este marco temporal lo que ahora pretendo destacar es la confianza o la credibilidad que tienen los demás cuando iniciamos un proyecto y estamos convencidos de que lo que hacemos es bueno, es oportuno y nos va a llevar a buen puerto. Lo digo porque muchas veces somos descreídos de lo que otros nos dicen que quieren conseguir, cuando apenas están esbozando su proyecto u objetivo (de vida, personal, profesional o empresarial). Seguro que nadie se imaginaba que un señor que empezaba a vender batas en un comercio de La Coruña acabaría convirtiéndose en uno de los hombres más ricos del planeta y seguro, también, que muchas personas habrán dudado de su capacidad (la de usted), integridad u honestidad cuando haya iniciado cualquier proyecto en su vida; es más, muchos ni tan siquiera llegarían a entenderlo.

Quizá el descreimiento que más me repele es aquél en que, en las primeras instancias de proyecto, ponen en duda nuestra capacidad de conseguir lo que pretendemos y duden de la veracidad de nuestras palabras. Dudan simplemente porque no coincide con lo que siempre hemos dado a entender (aunque no se nos entendiera) o con lo que otros consideraban que era lo correcto o adecuado (siempre desde su punto de vista). En los proyectos (de mayor o menor envergadura) en los que estoy inmerso, si la diosa Fortuna no lo impide, tengo bastante certeza de éxito en aquellos pocos en los que me va la vida en ellos y en esos pongo toda la carne en el asador para que, al final, se pueda disfrutar de una buena comida. Y es en estos, precisamente, en los que más deseo que el tiempo, disfrutando en su recorrido, por supuesto, me ayude a demostrar que lo pretendido es de ley, es bueno, es oportuno, es valioso y tiene sentido en mi vida. Al igual que yo, seguro que usted, que ahora me está leyendo, está inmerso en alguno que otro en el que esté poniendo el alma para que Cronos le dé la razón. Sabiendo que el objetivo no es tener razón, eso es secundario o ni siquiera cuenta. De lo que se trata es de lograr aquello que consideramos que es bueno para nosotros e intentando siempre que sea lícito y no perjudicial para otros, aunque eso no siempre se puede llegar a conseguir. Como cantara Jarcha: “La cadena es siempre igual: eslabón que a mí me sueltan a otro se lo apretarán”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.