¿Cuál es tu destino?

Una empresa, un proyecto, nace con un objetivo, con un deseo de logro y con una finalidad; si no existe esta motivación es muy difícil que consigamos resultado alguno de valor. Con las personas sucede exactamente lo mismo. Necesitamos un objetivo de vida, un destino, algo por lo que sentimos que vivimos.

No creo en el azar, sí en el libre albedrío y en la libertad, pero estoy convencido de que cada uno de nosotros tiene un propósito en la vida, un objetivo, algo por lo que luchar, disfrutar y sentir que nos llena o que nos completa a nosotros mismos. ¿Ha pensado alguna vez en cuál es su destino? ¿Qué propósito le mueve en esta vida? ¿Qué espera usted de usted mismo? Creo que cada uno de nosotros tiene un especial cometido en la vida y cuanto antes lo sepamos mejor sabremos encaminar nuestros esfuerzos y disfrutes en llegar a conseguirlo.

Quizá alguien pueda pensar en que me estoy refiriendo a grandes logros o hitos. No, nada que ver, aunque también pudiera ser, porqué no. Sólo pretendo que pensemos en aquello que nos mueve, aquello que tenemos la intuición de que forma parte de nuestro sentido de vida. El sentido puede ser muy diverso: Cuidar de unos hijos, sacar adelante una familia, crear un nuevo negocio o una empresa, conseguir ayudar a otras personas desinteresadamente, servir de faro para otros liderando proyectos políticos, económicos o sociales, incluso podemos ser el reflejo de lo que los demás no debieran nunca ser. Nuestro sentido también puede estar en abrir nuevas brechas por las que transiten otros, en cuidar la salud o fomentar el aprendizaje de otras personas; podemos tener el cometido de poner voz a personas que no tienen esa oportunidad. Hay tantos objetivos por conseguir para uno mismo y para los demás, son casi infinitos. Pero lo que más nos puede ayudar a potenciarles es conocerlos, conocer qué es lo que nos empuja vitalmente a seguir viviendo. Lamentablemente cuando no hay proyectos, como dijera Camilo José Cela, el sentido de vida se pierde y morimos a la vida o a nosotros mismos.

Sabemos que nuestro cerebro inconsciente determina el 95% de nuestros pensamientos, así es como, sin ser conscientes, se encarga de gobernar nuestras vidas. Inconscientemente cada uno de nosotros tiene un fin, un cometido. La magia está en saber obtener de él, del subconsciente, la respuesta a lo que somos o pretendemos ser para canalizarlo del mejor modo posible. En ocasiones, como los navegantes en el mar, necesitamos de los faros cercanos a la costa para saber orientarnos en la dirección de nuestro objetivo. La gran ventaja de conocerlo durante el camino vital (que hay que disfrutar en todo momento en su “ahora”), es que podremos ser conocedores de lo que queremos ser y hacer, antes de que llegue el capítulo final en el que, mirando hacia atrás, llegaremos a entender el sentido que tuvo nuestra vida.

A veces, el faro, pueden ser las personas que nos quieren, que están cerca de nosotros y que, dada su objetividad unida al cariño, les va a permitir atinar mejor que nosotros mismos en cuál es ese sentido de vida. Le animo a que le pregunte a esa o esas personas bienintencionadas para que le den su punto de vista. A algunos de ustedes les sorprenderá y a otros les confirmará sus propias expectativas sobre sí mismos. También es posible que haya alguien que tenga que cambiar de sentido o de dirección porque esté errado en lo que creía estar consiguiendo. En el fondo, el objetivo, es que cuando toquen nuestras campanas seamos capaces de sentir “mi vida, ha tenido sentido”. Amén.

lamadriddiario@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.