Económicamente bipolares

Hace tiempo que deseaba escribir sobre un aspecto en el que, como sociedad, nos estamos comportando como auténticos bipolares económicos (respetando al máximo la bipolaridad como enfermedad que sufren y padecen muchas personas). La bipolaridad a la que me refiero es a la de moverse entre planos de comportamiento extremo y eso es lo que la crisis económica ha provocado en nuestra actuación como consumidores (compradores) y generadores de riqueza con nuestro sueldo o con el beneficio de nuestra actividad profesional.

Veamos. Durante los años duros de la crisis (2011-2015) y con independencia de la capacidad económica de cada cual, nos acostumbramos a pagar cada vez menos por los productos o servicios que adquiríamos. Nuestra pretensión era la de conseguir lo mismo, más aún, si era posible, pagando todo lo menos que pudiéramos sacar de nuestros bolsillos. A la par y sin que socialmente hayamos sido muy conscientes de ello, la remuneración que recibíamos por nuestro trabajo se iba también menguando. Ahí nació nuestra bipolaridad. Porque todos empezamos a quejarnos de lo poco que rendía nuestro esfuerzo laboral; se congelaban los sueldos, se minoraban las prestaciones que recibíamos por nuestro trabajo, sabíamos que era así, pero nos resistíamos a que lo que les pasaba a los demás (la reducción de sus percepciones) nos pasara a nosotros mismos. Pero a la vez queríamos seguir disfrutando de las mieles de los precios bajos de todo cuanto adquiríamos. Y en esta situación nos encontramos en la actualidad: Queremos ganar lo mismo, o más que antes, pero al mismo tiempo pretendemos que los precios que pagamos por lo que adquirimos sea lo más bajo posible y eso es materialmente imposible de sostener. No podemos pretender que cada uno de nosotros tenga un buen sueldo y una buena remuneración y que, al tiempo, los productos y servicios fabricados o prestados por otros (que también quieren seguir cobrando su buen dinero) bajen de precio o se mantengan en límites asequibles. Al final la mesa en la que todos comemos es la misma que en la que tenemos que poner nuestras viandas, para comer nosotros y también para que puedan comer los demás; si no jugamos todos con las mismas reglas la baraja se rompe.

¿Qué solución tenemos para esta situación? Tenemos dos opciones: o aceptar que si los precios queremos que sigan siendo muy bajos, los salarios también lo tienen que ser o bien aceptar que estamos dispuestos a pagar un poco más por lo que adquirimos y que eso se repercuta en el bolsillo de quienes así lo trabajan. Pero la segunda opción tiene una pequeña trampa y es que, quizá no lo sepa, pero cerca del 40% de lo que producimos en España se va a la exportación. Hemos conseguido generar empleo en plena crisis gracias a que nuestros precios han sido más competitivos en los mercados exteriores y teniendo en cuenta que nuestra capacidad económica aún no es todo lo boyante que debiera, si subimos precios nos podemos perder una buena parte de lo que exportamos. Son las consecuencias del mundo global en el que vivimos, la cara B del disco.

Muy seguramente la única opción que nos queda es la de siempre: pagar más por lo que más vale; la solución del valor, del beneficio que conseguimos por lo que compramos. Lo caro o lo barato no está en el precio sino en la prestación diferencial que logras; si un producto o servicio te cuesta 100 pero te permite conseguir 200 (en ahorro o en ganancia es lo mismo) será una buena adquisición, a pesar de que haya sustitutos o sucedáneos que cuesten 70 u 80. No sólo vale lo que cuesta, sino aquello que nos da a ganar más o a perder menos, dependiendo de las circunstancias.

lamadriddiario@gmail.com

2 respuestas a “Económicamente bipolares

  1. De acuerdo en general, pero lo que adquirimos también viene en un X% de la importación y si nuestros precios y sueldos son comparativamente bajos, nuestra capacidad económica se ve mermada de manera inversamente proporcional a nuestra competitividad.
    No quiero ser competitivo como la India. Quiero ser competitivo como Alemania.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.