Las voces del desierto

Acabo de terminar la lectura del libro que tiene por título el de este artículo y cuya autora es la médico norteamericana Marlo Morgan. Trata sobre una experiencia personal con aborígenes australianos. En absoluto pretendo desvelar su historia pero sí que quisiera destacar un par de aspectos, que se relatan en el libro, y que deseo compartir en estas líneas.

La idea esencial que me ha transmitido el libro es acerca de la ignorancia con la que juzgamos a determinadas tribus aborígenes en América o en Oceanía; tribus a las que tildamos de “atrasadas”, como poco. En muchos aspectos seguimos juzgando a determinadas etnias en base a nuestros esquemas “supuestamente” evolucionados y valoramos sus costumbres como atrasadas tomando como referencia el rasero con el que medimos nuestro entorno. Hay otros mundos, aparte del nuestro, y si no tenemos la mente abierta seremos tan ignorantes que no sabremos ver todo lo bueno y excelso que tienen otros pueblos.

El libro no es una novela sino la historia de un viaje de aprendizaje y ha tratado de reflejar en ella ese mundo diferente, alumbrando todo lo valioso que tiene. Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención es que en el pueblo que ella conoció (denominado los auténticos) las celebraciones que se hacen son muy diferentes de las nuestras. Ellos no celebran los cumpleaños o las onomásticas ya que no hay ningún mérito en ello, tan sólo el tiempo se encarga de conseguirlo. Pero sí que celebran cuando alguno de sus miembros consigue “ser mejor en algo”; es decir si un miembro considera que ha conseguido mejorar algún aspecto de su personalidad (capacidad, logro, superación, etc.) entonces se lo transmite al resto y entre todos lo celebran. Quien decide qué se debe celebrar es el miembro que lo ha conseguido y quiere compartirlo con el grupo. Es curioso, recuerdo ahora, una de las máximas de una multinacional de la alimentación que reza así: “Conseguimos objetivos y lo celebramos”. Es cierto que en nuestra cultura somos bastante rácanos a la hora de celebrar lo que logramos, más aún “criticamos” a aquellos que “presumen” de lo que han conseguido tachándoles de falta de humildad. Entre los “auténticos”, así se denominan entre ellos, no sienten envidias, celos ni desconfianzas; cuando uno de ellos consigue algo bueno para él lo comparte porque es bueno para todos; él forma parte de ese todo.

El segundo gran aspecto que más me ha llamado la atención del libro es cuando relata cómo se comunican telepáticamente entre ellos. Algo en lo que creo firmemente y que en nuestra sociedad (cerrada a lo que parece ser racional) lo tachamos de superchería. Es genial cómo describe que esa capacidad de comunicarse entre ellos se debe a que son transparentes, nunca mienten entre ellos y por tanto lo que piensan está a la luz del resto. No necesitan ocultarse nada entre ellos (sería un sinsentido en su modo de vida), no existe ni la mentira, ni la verdad, tan sólo la transparencia (nuestra sociedad está construida bajo otros parámetros). Ellos no compiten, simplemente colaboran; no necesitan nuestra tecnología pues todo lo obtienen de la naturaleza, del medio en el que viven y para el que viven. Nosotros, cada vez más, nos estamos dedicando a destruir nuestro medio ambiente que, al paso que vamos, se va a convertir en nuestro medio muriente.

Ha sido un verdadero descubrimiento la lectura de “Las voces del desierto” y recomiendo encarecidamente su lectura pues es muy reveladora. Sobre todo me ha permitido entender lo equivocados que estamos en nuestra sociedad cuando pretendemos ser los más evolucionados por las herramientas tecnológicas que hemos conseguido diseñar cuando ellos, simplemente, no las necesitan y viven y aman un entorno en el que nosotros sobreviviríamos y ese entorno se llama Naturaleza.

lamadriddiario@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .