Charlar contigo

Seguro que hay personas de su entorno que le dicen, me encanta charlar contigo, eres alguien con quien se puede hablar de cualquier cosa. Desde luego que hay personas con las que se puede echar una buena parrafada y disfrutar de una variada conversación sobre temas de cualquier índole.

Desde Atapuerca hasta nuestros días lo que más nos ha permitido evolucionar, con respecto a otros animales, ha sido la capacidad de comunicación. Es lo que más nos diferencia del mundo animal, quizá es lo más humano que tenemos. Para muchos de nosotros hablar, conversar, es una necesidad equiparable a algunas otras tan esenciales como dormir o comer.

Quisiera destacar en estas palabras aquellas que se comparten con las personas que más nos importan: pareja, padres, hijos, amigos, familiares, allegados y conocidos. Cuanto más nos importan las personas con las que estamos más riqueza debiéramos ser capaces de desplegar en lo que transmitimos o comunicamos, y no se trata de ser Shakespeare, sino tan sólo poner alma en lo que decimos, alma buena, cargada de buenas intenciones.

La sociología actual destaca el problema con el que se van a enfrentar las generaciones de los millennials tardíos y la generación Z, compuestas de personas que, en muchos casos, están primando el contacto virtual frente al real, los emoticonos por delante de las expresiones emocionales y los textos en Whatsapp, con mayor protagonismo que una conversación cara a cara. De hecho hemos convertido al teléfono en un instrumento de comunicación virtual por encima de la vocal, que es lo que le definió desde buen principio.Parafraseando a un conocido anuncio “el hablar se va a acabar” y esto va a propiciar un cambio de usos y costumbres que puede facilitar múltiples patologías psicológicas en el correr de los años. Todos los que se vean reflejados en esta descripción debieran hacer el esfuerzo de adaptar sus usos y costumbres comunicativas hacia unas relaciones en las que se potencie lo personal por encima de lo virtual. No pretendo ser un talibán de tiempos pasados, creo que la actualidad nos permite conjugar lo mejor de cada mundo utilizando la tecnología para beneficiarnos, no para aislarnos o excluirnos.

Pero quizá las conversaciones más potentes que podemos tener son las que mantenemos en la intimidad con nuestra pareja. Defino intimidad como esos momentos en los que estás con una persona, hablas con ella, sientes con ella y, en definitiva, casi es como si fueses una misma persona en “conversaciones consigo mismo” (como cantara Juan Pardo en los años 70). Las palabras en intimidad contienen la esencia de lo que somos, se expresan con la pureza de los sentimientos, nacen sin barreras, prejuicios o cortapisas; son palabras que el alma bombea hacia la otra persona, paladeando cada expresión y dejando que el sentimiento aflore. Suelen ser emociones traducidas al vocabulario verbal y que expresan lo que somos sin la necesidad de decir lo que no somos: transparencia total; eso es comunicación en intimidad.

Para finalizar quiero hacer una especial mención a la consecuencia más relevante tras una buena conversación:  el aprendizaje. Aprendemos lo que nos han narrado, lo que sentimos cuando hemos conocido algo relevante, las propias conclusiones que nosotros extraemos de la conversación mantenida y, cuando así sucede, el conocimiento de algo que desconocíamos y de lo que ahora somos conscientes al saberlo, las más de las veces, de primera mano. Estoy convencido de que charlar contigo, con quien ahora me lee, me aportaría sorpresas, nuevas ideas, nuevos conocimientos, nuevas sensaciones y emociones y el goce de verlos reflejados en el rostro cuando me contara cualquier aspecto de su interés. De hecho me encantaría charlar con cualquier persona bien nacida que tuviera algo bueno que contarme mediando un café, una caña o el banco de un parque. Aprecio tanto las buenas conversaciones…son vida en palabras.

One response to “Charlar contigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .