Cre-cimiento personal

Le voy a hacer una pregunta ¿Es usted el mismo/ la misma que hace quince, veinte o treinta años (según sea el caso)? Con la expresión “mismo o misma” me refiero a que con el trascurso del tiempo habrá crecido, no sólo en años o en estatura o tamaño, habrá evolucionado desde unos primeros cimientos con los que se construyó su personalidad. Lo cierto es que todos no crecemos igual (algunos lo hacemos a lo ancho J). Las circunstancias de vida nos hacen evolucionar de manera distinta, con independencia de los objetivos que tengamos. Muchas veces, como dijera Steve Jobs, sólo somos conscientes de nuestra evolución y crecimiento uniendo puntos hacia atrás y comprobando que lo que hicimos, aunque en su momento parecía no tener ese sentido, estaba enmarcado dentro de lo que pretendíamos. Lo más relevante, bajo mi humilde criterio, es que muchos de los logros que fuimos consiguiendo en el pasado, se convirtieron en los cimientos de los del futuro. Es decir que un peldaño sólo sirve si da curso a otro peldaño más alto y que todos ellos nos permiten llegar al piso, al nivel que habíamos pretendido. Sabiendo además que corremos el riesgo de quedarnos entre dos pisos, en un peldaño que no sirve para lo que pretendemos conseguir (aunque soy de los que piensa que hay que intentarlo siempre, siempre).

Es cierto que el objetivo de cualquier persona es ser razonablemente feliz, lo que sucede es que esa felicidad cada uno la construimos con diferentes mimbres y por tanto logramos cestos de formas y composiciones también distintas.

Los primeros cimientos se solidifican en la primera infancia y ahí el aprendizaje de conocimientos no es lo más importante (las matemáticas, la lengua y la historia son herramientas, no son cimientos). Lo que hace que nuestros cimientos sean sólidos, fuertes, resistentes y resilientes, son las emociones, el amor, el cariño, el afecto, los abrazos, la confianza, la tranquilidad que da seguridad (la seguridad es el cemento que fragua nuestras vidas), las sonrisas, el reconocimiento, todo ello, como mortero de alta densidad, fragua y solidifica y nos sostiene décadas después. Piense una cosa: Un edificio será tan alto como lo que le permitan sus cimientos; pues con las personas sucede lo mismo. Es más, hay personas que con cimientos endebles han añadido muchos conocimientos a su vida y al final los cimientos no han soportado los conocimientos y se han venido abajo (demasiada estructura para tan poca cimentación). Como padres y educadores (que no enseñantes) tenemos la difícil tarea de asentar esos cimientos con acero “valirio” que sea capaz de enfrentarse a todos los caminantes blancos y fantasmas y destruir todos los miedos que nos puedan querer acechar. Ese forjado de resistencia es el que nos permitirá evolucionar y, sin darnos cuenta, cambiar y progresar hacia las alturas que cada uno podamos llegar a crecer. Una de las definiciones de felicidad es la de el estado de aceptación de lo que somos frente a lo que quisiéramos ser. Quizá ese diferencial se sustente mejor cuanto más seamos capaces de crecer personal y profesionalmente. En el fondo nuestro sentido de vida es crecer, superar los retos que se ajusten a nuestra personalidad, a nuestro alma y si superamos la prueba podremos pasar a otra prueba o peldaño superior.

Por cierto, el crecimiento es ajeno a la edad; da igual la edad que tengamos seremos todo lo niños que queramos ser en el mundo de la ilusión, la fascinación por el conocimiento o la pasión por ser lo que somos; también podremos ser todo lo mayores que deseemos en responsabilidad, paciencia y amor. La edad sólo será mucha o excesiva justo el día antes de morir, pero no antes.

lamadriddiario@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .