Premiar la excelencia

Lo que ahora voy a proponer implica un cambio drástico en la política de apoyo a los sectores productivos y a los servicios por parte de los gobiernos. Desde tiempos inmemoriales los entes públicos han subvencionado actividades económicas aportando recursos o exenciones de diversa índole y pienso que siempre con resultados más que discutibles. No sé más que nadie (mejor dicho, hay muchos que saben mucho más que yo) pero creo que se podría plantear el tema de una manera muy diferente. Me explico:

En la actualidad las ayudas y subvenciones que se convocan son para empresas o autónomos que cumplen determinados requisitos y se ofrecen antes de que se inicie la actividad emprendedora. Es decir que si una empresa tiene un proyecto en ciernes y este se ajusta a lo que considera el ente público que es un sector que hay que apoyar, proteger o incentivar, se ofrecen esas ayudas para que el que quiera emprender o promover se anime a ello. En esta iniciativa participamos todos por igual, tanto los que lo vamos a hacer regular o medio mal, como los que lo van a conseguir con excelencia; da igual el resultado, lo que la Administración quiere es constatar que cumplimos los requisitos no si el resultado posterior es o no aceptable.

Lo que propongo es justo hacer lo contrario, claro, con unos requerimientos de “vigilancia” y seguimiento de la actividad económica que no tienen nada que ver con lo administrativo, sino con lo empresarial; no tiene nada que ver con el “presentismo” del documento bien cumplimentado y en fecha, sino con que los resultados económicos de una actividad empresarial o profesional sean más que satisfactorios. Propongo que los dineros públicos (que son de todos) se dediquen a primar o premiar a aquella empresa o profesional que mejores resultados consigue gracias a sus propios esfuerzos, sin la ayuda de nadie, con el mérito exclusivo de haber conseguido generar valor económico de modo diferencial, con rentabilidad y con éxito demostrado. Usted emprende un nuevo negocio, actividad, nueva línea de producto o de servicio, lo consigue sacar adelante con resultados contrastables y la Administración le premia para que, esa actividad en la que ha sido valioso y exitoso, la pueda prolongar en el tiempo y potenciar con más recursos para conseguir, globalmente, mejores resultados. Esos mejores resultados se convierten en más impuestos para la Administración y por tanto derivan en más recursos para la comunidad.

A modo de ejemplo: En el primer caso el gobierno convoca ayudas para plantar patatas en Valdeolea y si usted demuestra que las ha plantado, en las fechas previstas, con la inversión requerida, la creación de mano de obra precisa, etc, usted recibe una subvención. En el segundo caso, por su cuenta y riesgo y siendo además conocedor del mundo de la patata, cree haber conseguido un método de riego que va a permitir obtener un 20% más de patatas en su explotación. Usted lo pone en marcha y en la siguiente campaña, efectivamente, consigue un 23% más de rendimiento por hectárea cultivada. Usted tenía pensado invertir en 3 hectáreas más en el próximo año pero la Administración constata su éxito y le premia con unos recursos para que usted pueda aplicar su método de trabajo con otras 3 hectáreas más. Con este premio se incentiva a que quien ha demostrado ser exitoso o productivo lo pueda ser en mayor medida, generando más riqueza, que es lo que los recursos públicos debieran propiciar. Con la subvención, en muchos casos, se potencia la ineficiencia, la simulación, incluso el engaño; con el incentivo o premio se consigue reforzar las iniciativas que han demostrado ser válidas en las condiciones de mercado. Esto, en cierto modo, es lo que hacemos millones de personas en el mundo cuando invertimos en las acciones de una empresa en bolsa ¿por qué no se puede hacer igual desde la Administración?

lamadriddiario@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .