Nuevas sensaciones

Tras el COVID-19 y la denominada nueva realidad muchas personas vamos a experimentar que nuestro entorno es diferente, ha cambiado. En la mayor parte de los casos nos podemos llegar a sentir inseguros, inestables, el suelo tiembla bajo nuestros pies, algunos cimientos se están derrumbando y tenemos que fraguar nuevos pivotes sobre los que asentar nuestra existencia. Todo esto en el plano sicológico tiene dos posibles consecuencias: si asumimos la nueva realidad, desarrollaremos nuevas herramientas para gestionarla y si no lo aceptamos y rechazamos el cambio nos veremos sumidos en la angustia, la ansiedad y en algunos casos en la depresión.

Desde que nacemos nuestro cerebro se va conformando a través de micro impactos que, sumatoriamente, van constituyendo las trazas sobre las que se asentará nuestra personalidad. Partimos de pensamientos y sensaciones, todos ellos conforman las emociones que sentimos, que nos llevan a los sentimientos, de ahí, acumulativamente llegamos a los estados de ánimo y todos ellos, a lo largo de nuestra vida, conforman la personalidad. Y ahora que experimentamos esas nuevas sensaciones, ellas van a configurar un nuevo modo de ver la vida, una parte a nivel consciente y otra en el subconsciente. Como decía más arriba, si lo gestionamos bien, nos adaptaremos y avanzaremos junto con todos los que asuman esa nueva realidad, pero si nos paralizan los miedos, la incertidumbre, nacerá la angustia, la desazón y la insatisfacción. Cuando sentimos insatisfacción a nivel interno, muchas veces, la compensamos con satisfacciones físicas, externas y que, a corto plazo, nos provocan oleadas de placer, como las adicciones, sin llegar a resolver la fuente de insatisfacción inicial. Todo ello nos lleva, como dice el psiquiatra Luis Rojas Marcos, a la depresión por un exceso de pasado (que no hemos superado) o a la ansiedad por un exceso de futuro, que nos asusta por verle incierto.

Al final en todo proceso de crisis lo que más nos limita son los cambios cuando, precisamente, el afrontarlos con decisión, con rupturas en algunos casos, es lo que nos puede salvar de una deriva de insatisfacción. Si el cambio nos paraliza, vemos riesgos, tenemos dudas, permanecemos indecisos y todo ello nos desestabiliza porque no somos capaces de ver la solución y el nudo que se nos ha atragantado nos parece ser irresoluble. Por tanto el mejor medio de salir adelante es el de tomar decisiones, correctas o incorrectas (siempre intentamos que sean acertadas) pero hay que saber que la peor decisión es la que no se toma, la indecisión. Para ello debemos tener valentía, para afrontar los cambios y si nos es muy difícil conseguirlo por nosotros mismos, tendremos que ser ayudados para lograrlo.

Hay un gráfico, muy ilustrativo, que define muy bien cómo nos posicionamos frente a una situación de crisis: Unos permanecen en la que se denomina la Zona de Confort (nos sentimos seguros y con control), otros se ubican en la Zona de Miedo (falta de confianza en nosotros mismos, encontramos excusas y nos vemos afectados por las opiniones de los demás), algunos más avezados se colocan en la Zona de Aprendizaje (se enfrentan a desafíos o problemas, adquirimos nuevas habilidades y destrezas y extendemos o ampliamos la zona de confort a esta nueva situación) y los más capaces o decididos se posicionan en la Zona de Crecimiento (en donde encontramos un propósito, vivimos los sueños, establecemos nuevas metas y conquistamos determinados objetivos). ¿En qué zona estás ubicado en este momento de crisis o de cambio? Según en donde estés te irán sucediendo unas cosas u otras, conseguirás resultados positivos o te sumirás en situaciones paralizantes. Como casi siempre, todo depende de ti.

Frente al cambio es mucho mejor COnviVID con él, sabiendo que cuanto más fuertes y seguros nos sintamos menos vamos a notar su impacto; si nadamos contra corriente, acabaremos exhaustos. Tenemos que acostumbrarnos a esta nueva situación y cuanto antes lo hagamos mejor nos irá y con más rapidez podremos adaptarnos a los cambios.

lamadriddiario@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .