La tierra me engulle

Son las ocho de la mañana, salgo de casa. Voy a ver a un cliente y nada más poner los pies en la acera noto que me hundo, que mis piernas atraviesan la tierra. Me sumerjo en una nueva dimensión que no controlo. Mis ojos no ven. Todo está oscuro, no siento nada. Al poco [...]

Anuncios