¡Quiérete!

Nuestra educación y cultura están soportadas por claras influencias judeocristianas, lo cual en sí mismo no es bueno ni malo; simplemente es. Si sabemos destilar lo bueno de lo menos bueno seremos mejores personas y, sobre todo, más felices. Uno de los principales “mandamientos” de la religión cristiana dice “ama a tu prójimo como a [...]