La vivienda sube al piso de arriba

Más de siete años llevábamos de capa o de ladrillo caído. El incendio de la burbuja inmobiliaria quemó el bosque de grúas que discurría por nuestras tierras, sobre todo por las costeras, y se llevó por delante a promotores, especuladores, políticos de mala estofa y, lo peor de todo, a casi dos millones de empleos [...]

Anuncios