Cuerpo y alma

Decía mi madre: "para poder llamar feo a otro, tiene que ser uno muy guapo". Lo cierto es que el mayor o menor grado de belleza en el cuerpo tiene su justa importancia en la vida; ahora bien la mayor o menor belleza en el alma es y suele ser determinante en todas las relaciones [...]