Gula

No me refiero a la del norte, aunque también cabe, cómo no, cuando entra por la boca de modo desmesurado. La gula es el segundo pecado capital y de ellos, uno de los que más capital requiere para poder pecar. La gula sólo tiene un límite: el espacio que puede contener todo lo que ansiamos [...]

Anuncios