¿¿Cielos!! – Capítulo 12 y último-

DOCE   Era la mañana de un martes que no olvidaré mientras viva. Pareciera que Paloma sabía perfectamente cómo elegir el día propicio para el cumplimiento de su objetivo. Nada más despertarme Esther se acurrucó a mi lado, me acarició el pecho con la mano y me dijo: -Pablo, ¿estás tenso? ¿Qué es lo que [...]

Anuncios

¡¡Cielos!! – Capítulo 11 –

ONCE   Como no podía ser menos el lunes empezó siendo tan lunes como uno se lo puede imaginar antes de llegar a él. Por la mañana, nada más llegar a la oficina me encontré a gran parte de los compañeros amontonados y como amotinados, en una de las grandes salas dedicadas a las presentaciones [...]

¡¡Cielos!! – Capítulo 10 –

DIEZ   El sábado por la noche, como había terminado tan agotado, caí rendido. Amanecí por la mañana temprano el domingo, cosa rara en mí, pero sin conseguir hacer que mi cuerpo diera más rienda al mundo de los sueños. Desayuné con hambre de lobo, jugué con Cristina y la paseé un rato por la [...]

¡¡Cielos!! – Capítulo Nueve –

NUEVE   La tarde no nos dio para más de sí pues con esa última palabra en mi boca fuimos interrumpidos por la eficiente enfermera que requería la desaparición de mi incordiante persona. Digo lo de incordiante por lo que suele ocurrir en los hospitales en donde, como decía Paloma, a veces molestamos más los [...]

¡¡Cielos!! – Capítulo Ocho –

OCHO   La sesión del viernes fue una de las más densas de las que iba a mantener con Paloma. Nada más entrar por la puerta de su habitación, la voz tierna y dulce de Paloma, escondiendo el amargo dolor que la aquejaba, me saludó: -Buenas tardes, caballero. Por fin es viernes, ¿eh? -Ya lo [...]

¡¡Cielos!! – Capítulo Siete –

SIETE     ¿Dónde estaba? Si me movía me caía. No, no estaba volando, pero tenía la sensación de estar suspendido en el aire. ¡Dios mío! Estaba agarrado a un semicírculo de color azul, de un azul cielo precioso. Pero no me podía entretener en ver su belleza pues al más mínimo descuido me caería. [...]

¡¡Cielo!! – Capítulo Seis –

SEIS     Esther y yo amanecimos hechos un ovillo en la cama. En situaciones así piensas que el amor realmente enreda a las personas y lía nuestros cuer pos en los mejores sueños. La mañana se presentaba alegre o por lo menos eso es lo que yo experimentaba. Después pude comprobar que mi intuición [...]